Lo mejor de una lancha neumática es que combina las ventajas de un vehículo multiusos con la libertad que ofrece una lancha a motor compacta – y todo por un coste operativo que se acerca bastante al de mantener una mascota. Lo peor, sin embargo, es que muchas veces nuestra compra se transforma en un bulto irritante, que molesta por su peso, su olor y su presencia, contaminando el garaje, o peor aún, la casa, sin ninguna de las cualidades de un gato o de un perro.

neumática Zodiac cadet 260 roll up 2

Aunque no sea el barco de nuestros sueños, una neumática bien escogida es siempre un buen recurso. Foto: Zodiac



A nivel personal, he tenido la mala suerte de sufrir los efectos negativos de poseer una neumática en más de una ocasión, así que sé perfectamente lo horribles que pueden llegar a ser. Es obvio que tienen un montón de ventajas, como la portabilidad – importante para los navegantes coche-dependientes; buena flotabilidad para el transporte de cargas pesadas; y también estabilidad dinámica necesaria para el transporte cómodo de pasajeros desde el barco hasta la orilla. También requieren un motor fuera borda de poca potencia y se pueden adquirir por precios razonables. Pero aún así, es importante conocer y intentar solucionar los problemas que nos pueden presentar.

¿Y cuál es el lugar más práctico para guardar la neumática y su motor fueraborda que tanto gotea combustible como aceite? Si no tenemos espacio suficiente a bordo de nuestro barco para estibar una neumática inflada , entonces montarla en la cubierta también será un reto; y luego nos enfrentamos al problema del volumen y el peso de una inflable desmontada, el bulto es siempre mucho más molesto de transportar de lo que parece. Y una vez en el agua, lo normal es que se doble cuando le damos gas, que se le suba la popa cuando navegamos solos y que se deje dominar por los elementos cuando nos vemos obligados a usarla con mucho viento.

neumática Zodiac cadet 260 roll up 4

Si no vamos a usar nuestra neumática muy a menudo, debemos escoger una que sea fácil de plegar y guardar. Foto: Zodiac.



O sea, existen muchas razones tanto para amar como para odiar una lancha neumática pero cuando nos planteamos el tema de una forma racional y desapasionada, parece que la mayoría de los problemas tienen menos que ver con el barco en sí y más con decisiones precipitadas por parte del propietario...

 

PVC versus Hypalon


Las neumáticas se construyen en tejido de PVC o Hypalon (neopreno) y como es de esperar, existe un compromiso entre precio y durabilidad. El PVC es muy popular porque es ligero y asequible. Se pliega bien lo que permite un bulto manejable que se puede guardar más fácilmente y los nuevos polímeros hacen con que el PVC moderno sea muy resistente. Algunos tipos de PVC tienen hilos entretejidos en la trama. Las especificaciones más altas indican hilos más gruesos pero también debemos prestar atención a la trama, ya que cuanto más apretada sea (por ejemplo, 6 × 6 por cm en vez de 3 × 3) más resistente es el PVC.

En el lado negativo, el PVC es aún bastante sensible a la exposición prolongada a la luz solar, al calor y a la humedad. Así que a pesar de los desarrollos, el PVC sigue siendo menos resistente que el Hypalon, un material pesado, caro y robusto que se utiliza en la construcción de neumáticas resistentes y de alto rendimiento. Es obvio que la decisión de compra deberá basarse en el presupuesto de que disponemos pero también en el programa de navegación que tenemos previsto. Si queremos tener la neumática montada y disponible por periodos largos en el puerto o al lado de nuestro barco, el Hypalon es la respuesta. Sin embargo, si lo que buscamos es una lancha inflable muy compacta y portátil para un uso menos regular y para guardarla entre salidas, la ligereza de una lancha neumática en PVC es probablemente el mejor compromiso.

neumáticas salón náutico

La gama actual de neumáticas incluye una enorme variedad de tamaños, tejidos, suelos y métodos de construcción. Foto: Kits Inflatables.



 

Suelo inflable o rígido


Las lanchas neumáticas suelen dividirse en dos tipos: suelo hinchable y suelo rígido construido con traviesas de aluminio o tablillas de contrachapado. Si buscamos bajo peso, navegación cómoda para los pasajeros, suavidad y sencillez en el montaje, el suelo hinchable con aire a presión es ideal. Para mayor velocidad, más estabilidad, mayor rigidez estructural y un uso más eficiente de la energía, el suelo rígido es la mejor apuesta.

zodiac neumatica plegable Futura

Las neumáticas plegables no comprometen la diversión. Este es el Futura, un modelo de Zodiac.



 

Accesorios


Aunque nuestro presupuesto sea ajustado, debemos incluir en el coste inicial algunos accesorios básicos: remos, asiento, bomba, kit de reparación, funda y bolsa de transporte. También debemos considerar la opción de varias cámaras de aire de seguridad, además de un asiento inflable para más resistencia. En cuanto a la propulsión, el poco calado y la gran susceptibilidad al viento hacen con que las neumáticas sean difíciles de remar – así que si nuestro programa de navegación es un poco más ambicioso, debemos buscar una neumática con una quilla hinchable pronunciada para mejorar la estabilidad direccional y modelos con aletas estabilizadoras que mejoran la maniobra. Podemos pensar también en invertir en un carrito de varada lo que facilitará el acceso al pantalán y a las playas. Y finalmente, si (como es probable) decidimos comprar un pequeño motor fueraborda, debemos considerar la opción eléctrica (ya que el transporte y almacenamiento son más sencillos y limpios). No está de más una empuñadura larga para el motor lo que facilita el planeo y un navegar más estable.

 

Promociones de marca


Neumática Yamaha Yam 240T

Un paquete-oferta de una marca de neumáticas tiene bastante sentido. Foto: Yamaha.



Comprar un paquete todo-incluido de una marca de motores fueraborda es una buena forma de ahorrar con las ventajas de un servicio posventa más completo más cómodo y mayor coherencia estética entre lancha y motor. Existen varias opciones en el mercado, por ejemplo Honwave/Honda, Suzumar/Suzuki, Quicksilver/Mercury, Yam/Yamaha y también Tohatsu.

 

Una alternativa portátil de casco rígido


F-RIB 360

El casco plegable de fibra de vidrio de la F-RIB es una alternativa muy interesante.



La nueva F-RIB (Foldable RIB / semirrígida plegable) dispone de casco de fibra de vidrio rígido semejante a una semirrígida convencional y es una alternativa a las lanchas inflables. El detalle original de esta embarcación de origen ruso es que el casco se compone de tres partes independientes que se pliegan sobre si mismas lo que permite que se desmonte fácilmente. Es cerca de 30 por ciento más ligera que una neumática y también más rápida, suave y eficiente en el uso de la energía. La desventaja es que cuesta más del doble de una inflable común, pero si le gusta la idea y el precio no es un problema, la F-RIB es una buena opción.

 

Resumen


Las lanchas neumáticas de hoy en día son muy distintas de las de hace 20 años. Diseño asistido por ordenador y procesos de fabrico modernos, además de los avances en tecnología de los materiales y tejidos, han aumentado su fiabilidad y reducido los precios, lo que ha favorecido la aparición de modelos mucho más grandes. Pero sea cual sea el tamaño de la lancha neumática que elijamos, a la hora de comprar, es fundamental tener en cuenta el uso que le queremos dar, para combinar peso, tejido, suelo, motor fueraborda y extras adecuados a nuestro programa de navegación. Si acertamos en cada uno de estos cinco factores, nuestra nueva neumática puede llegar a ser una aliada imprescindible en nuestras aventuras marítimas.

 

También le puede interesar:

5 semirrígidas entre 5 y 6 metros de eslora

Anuncio