Después de haber decidido que preferimos un barco a motor ha llegado el momento de decidir exactamente qué tipo de barco a motor queremos comprar.

Existe una gran diversidad de barcos a motor en el mercado así que tenemos mucho por dónde elegir. Además de una variedad enorme de tipos de casco, también tenemos a nuestra disposición distintos materiales de construcción y muchas opciones de propulsión y potencia.

De hecho, la categoría de barco a motor es tan amplia que tanto incluye un trawler oceánico como una auxiliar de cuatro metros. Así que tenemos que acotar lo que definimos como barco a motor en este artículo y aceptar algunas omisiones. Para centrar mejor el tema, no incluiremos las motos acuáticas (ver: Motos de agua: más cerca del mar), los aerodeslizadores o hovercrafts, los barcos anfibios y los catamaranes.

Eliminaremos también las embarcaciones de desplazamiento y semi-desplazamiento. Por lo tanto, los barcos a motor a que nos referimos incluyen diversos tipos de barcos rápidos y versátiles pero de tamaño compacto, que al final son los que mejor se adaptan a las necesidades y requisitos del patrón principiante.

Bowrider – lancha de proa abierta

Esta lancha de proa abierta tradicional, o bowrider, es apenas una de las muchas opciones disponibles en el mercado.


 Lancha de proa abierta: para días soleados


Si lo que pretendemos es espacio para relajarnos en la proa y una plataforma compacta para disfrutar del sol, una lancha de proa abierta tiene todo el sentido. Pero mientras que el diseño tradicional de la proa hace con que el espacio delante del puesto de mando sea bastante limitado, la configuración de los deck boats (e incluso de algunos de los más recientes pontoons) nos permite alargar un poco más nuestro abanico de opciones.

La idea fundamental de los deck boats y de los pontoons es la de sacrificar un poco la estética y en muchos casos el elemento deportivo que define las lanchas de proa abierta tradicionales para adelantar la manga un poco más y obtener más asientos y comodidad.

En la categoría de los bowriders tradicionales, podemos destacar la Sea Ray 220 Sundeck OB y como ejemplo de un barco pontoon, con una manga más ancha y más espacio para estirarse tenemos el Bayliner XR7.

Otra opción, si preferimos una bañera más profunda y mayor practicidad dinámica, son algunos modelos de marcas escandinavas como Finnmaster y Yamarin. Y para una bowrider que se adapta bien a los deportes acuáticos, lo ideal son las lanchas con motores intraborda potentes, más asientos en la bañera, torres de wakeboard, ajuste de aceleración automático y dispositivos para ajustar la estela como tanques de lastre y aletas.

Esta es una selección de seis lanchas de proa abierta para distintos programas de navegación.

 

Comprar barco a motor consola central Bosotn Whaler 150 Montawk

Un pequeño barco a motor de consola central nos permite disfrutar de bastante espacio en la cubierta.


Consola central: Cubierta amplia y versatilidad


Si queremos un barco polivalente, tiene sentido mirar las opciones cuyo diseño privilegia una cubierta más despejada con menos muebles fijos y más flexibilidad en la disposición y especificaciones. Una embarcación compacta de consola central nos deja mucho espacio para pescar y nos permite la posibilidad de mueblarla de la forma que mejor se adapta a nuestras necesidades.

De hecho, un par de astilleros finlandeses han llevado este concepto hasta su máxima expresión al permitir que los muebles de cubierta se puedan quitar y poner con sencillos tornillos de apriete manual, pero este tipo de barco tiene otros beneficios. Por ejemplo, en su mayoría, un barco de consola central sencillo con una cubierta abierta suele ser más barato y tener menor peso además de disfrutar de un manejo más fácil y ser más eficiente. Y un consejo, si optamos por un modelo un poco más grande, no está mal añadirle un baño.

Estas son algunas buenas opciones de lanchas de consola central: 5 lanchas fueraborda entre 5 y 6 metros

 

Comprar barco a motor Semirrigida RIB

Lanchas semirrígidas o RIBs: Las lanchas semirrígidas han evolucionado y abarcan tanto las comunes lanchas de trabajo como las auxiliares más lujosas y sofisticadas.


Lancha semirrígida: Eficaz y rápida


Una semirrígida es una embarcación de planeo con casco duro y perímetros inflables. Históricamente, ha estado siempre asociada a usos militares y profesionales, donde su potencia, estabilidad, capacidad de carga, cubierta abierta y suavidad la hacen  particularmente eficaz. Pero hoy en día, a estos barcos polivalentes y utilitarios del pasado se ha sumado una nueva generación de elegantes máquinas de perfil afilado y alto rendimiento y también  una serie de plataformas fiesteras con iluminación LED y múltiplos lujos high tech.

Como siempre, tamaño, precio y el uso previsto son la clave para una buena decisión, pero hay que tener en cuenta también algunos de los extras disponibles ya que podemos configurar el barco y personalizarlo bastante. Nuestro estilo de conducción determinará si deseamos asientos con mitigación de impacto, asientos jockey tradicionales, bancos o soportes lumbares. El presupuesto y el uso también determinarán si nos quedamos por flotadores en PVC, que son más baratos, o optamos por el Hypalon, un material más resistente pero también más caro.

Una vez más, una cubierta abierta es más versátil para la pesca, deportes acuáticos, buceo y transporte de carga pero si preferimos hacer un crucero o disfrutar del sol y la compañía de amigos, entonces disponer de espacio de relajación y un baño  (o incluso una cabina bajo cubierta) podrían ser la prioridad. El tipo de propulsión, la forma del casco y la disposición dependerán, como es obvio, del uso que le vamos a dar a nuestra semirrígida, por lo que necesitamos pensar en el tipo de patrón que realmente somos - un marinero aventurero o un playboy de Ibiza; un patrón profesional de la marina mercante con atracción por el mar abierto o un padre de familia sensato que prefiere las aguas calmas de una bahía cálida. Hay que pensarlo detenidamente y seleccionar el barco que efectivamente nos viene mejor.

Mire las opciones que hemos seleccionado en 5 semirrígidas entre 5 y 6 metros de eslora

comprar barco a motor - Crucero

El crucero de día, con su forma más voluminosa da prioridad a la acomodación.


Crucero de día: El confort de una cabina


En términos generales, existen dos tipos de crucero: las lanchas pequeñas, deportivas con cabinas pequeñas en la proa, al estilo 'cuddy', como esta Bayliner 642 Cuddy; y los barcos más amplios, donde el énfasis está menos en el rendimiento y más en la acomodación confortable de los pasajeros, como es el caso del crucero de día Azimut Atlantis 34 . En cualquier de los casos, una hélice de proa y algunos flaps ayudarán a que la navegación se haga de forma más fácil, más seca y más cómoda, particularmente cuando sopla el viento.

Los muebles y sofás convertibles bajo cubierta o en la cubierta (bajo el toldo) también ayudan a aumentar el numero de literas. Otro tema a tener en cuenta es la ubicación de la cocina: ¿Queremos la cocina arriba (para aumentar el espacio de acomodación) o abajo (para que tengamos más espacio al sol)? Cualquiera de las opciones puede funcionar pero siempre es bueno tener un poco de espacio y divisorias entre las áreas de dormir para aumentar la privacidad. Otro aspecto importante es que el interior esté diseñado de forma a que fluya la luz y el aire lo que nos ayudará a mantener el barco bien iluminado y ventilado .

Sin embargo, si pretendemos comprar nuestro primer barco, no es necesario gastar una fortuna en una embarcación de 60 de pies simplemente porque nos lo podemos permitir. Es más aconsejable empezar por un barco más barato, más compacto, más manejable y más eficiente. Después de disfrutarlo durante una temporada, seguramente estaremos en mejor posición no solo para navegar con mucha más confianza pero también para decidir qué tamaño y tipo de barco se adapta mejor a nuestras necesidades.

 

comprar barco a motor - pesca paseo walkaround

Un barco de pesca walkaround con una cabina pequeña es una excelente opción para los indecisos.


Si realmente no lo tenemos claro ¿por qué no un barco de pesca walkaround?


Si ninguna de las opciones anteriores nos entusiasma y lo que nos gustaría es probar un poco de todo, entonces también necesitamos un barco que haga un poco de todo. De esta forma podremos experimentar varias actividades y decidir cuales nos gustan más. Seguro que después de una temporada sabremos exactamente que nos gusta hacer a bordo y cuales son las características fundamentales de las que no queremos prescindir y reconocer también las que no vamos a necesitar.

Uno de los barcos que mejor se adaptan a este deseo de versatilidad es un barco de pesca deportiva pequeño estilo walkaround, con espacio para una cabina pequeña bajo cubierta y bastante potencia para practicar deportes acuáticos. Un barco como el Quicksilver Activ 805 Pro Fish, o un pesca paseo de segunda mano como este Faeton, nos ofrecen un poco de todo para que podamos aprender lo que necesitamos saber, pero sin disparar nuestro presupuesto.

También le puede interesar:

Cómo comprar un barco: una guía para principiantes

Cómo elegir un barco de ocasión

 

 

Anuncio