Puede que el barco de ocasión que queremos comprar este en un puerto lejano, puede que tengamos dudas sobre el estado estructural, o puede que no tengamos ni la menor idea de barcos pero queremos comprar uno. Lo que necesitamos es un perito naval que visite el barco, lo examine y nos entregue un informe que resuelva nuestras dudas y nos ayude a tomar la mejor decisión.

Peritaje naval- verificando equipamiento del barco

Si la inspección del barco revela problemas, podemos negociar un precio mejor.



Aun hay más motivos por los que consultar a un perito naval antes de realizar una compra, quizá el más importante sea la tranquilidad de haber hecho una revisión que no deje margen de dudas sobre el estado estructural del barco algo que, difícilmente podamos corroborar si no consultamos a un profesional con experiencia. Otro de los motivos puede ser el obtener un precio justo por ese barco que nos gusta y una inspección pre-compra y un informe detallado nos ayudarán a negociar con más argumentos.

Los peritos navales suelen ser ingenieros, mecánicos o técnicos  navales con un rango de trabajo muy amplio. En la náutica de recreo se identifican claramente tres líneas de servicio: las inspecciones previas a la compra; una tasación detallada y neutral y los peritajes para las aseguradoras.

 

Antes de comprar, revisar


Seguramente, hacer una exhaustiva inspección antes de cerrar la compra nos ahorrará muchos inconvenientes, posiblemente dinero, e inclusive salvará la relación con ese amigo que nos quiere ayudar pero no es un experto cualificado.

Según las diferentes empresas que realizan esta tarea puede variar ligeramente el método pero estas inspecciones pueden ser en profundidad o un procedimiento más simple para ver si se sigue adelante o se descarta de inmediato.

Una inspección completa se realizará a flote, con prueba de navegación, y en seco. Se comienza por la inspección a flote en la que se revisa, en presencia del propietario, representante, o capitán, toda la embarcación: exterior e interior, sentinas, equipos, etc., poniendo en marcha y comprobando el funcionamiento de cada equipo, y tomando nota de las revisiones de mantenimiento, de equipos de seguridad, certificados y horas de uso de motores, generador, etc. Acabada la revisión y en conformidad se continuará con una prueba de mar para evaluar el comportamiento del motor, maniobra de gobierno, de velas y control de sentina. Por último se realizará una revisión en seco. Por lo general, se suele acordar el pago de los gastos, varadero, travel lift y botadura que, en caso de proseguir con el proceso de compra–venta se suele deducir del precio final. En la mayoría de los casos el perito es quien se desplaza contratado por un interesado que vive lejos o no tiene tiempo de ir a ver el barco; por lo tanto, cuenta con la gran responsabilidad de ser los ojos de su cliente.

Peritaje naval - Verificando el motor del barco

El perito inspeccionará el motor a fondo: Saber que todo está en orden nos dará mucha tranquilidad.



Es evidente que no todo está basado en la experiencia del perito, la tecnología permite mayor precisión en los datos del informe final y hasta nos permite ver donde el ojo experimentado no llega. Aquí entran en juego diversos instrumentos profesionales como cámaras de inspección, medidores de espesor por ultra sonido, medidores de humedad, tester, etc. Por ejemplo, el medidor de humedad permite examinar un barco de madera y determinar el estado de su estructura o delatar la ósmosis de un casco de fibra y los medidores de espesor se utilizan en cascos metálicos para medir el desgaste del material. En este caso suele acarrear un coste extra de sacar el barco del agua y limpiar la zona a intervenir. Las pruebas llevadas a cabo en los tests no son destructivas y en ningún caso producirán daños en materiales y equipos

 

Un precio justo


Son muchas las variables que afectan el precio de una embarcación y a medida que aumentamos la eslora también aumentan los equipos y accesorios que requieren revisiones, recambios, certificados, horas de uso, etc., y en algunos casos estas revisiones pueden costar miles de euros.  Comprar un barco usado de una marca conocida o del cual existen muchas unidades no es mayor inconveniente y los precios están más o menos estipulados, pero cuando se trata de un barco extraño, único, un barco de metal o de madera, es necesario que alguien neutral haga una valoración. También es posible realizar una valoración de un barco con el objetivo de solicitar un préstamo para su adquisición.

La embarcación no siempre ha de estar impecable. Cabe la posibilidad de comprar un barco porque su  precio es muy bajo debido a su mal estado de conservación. En este caso el perito evaluará las posibilidades de reparación a fin de realizar una correcta valoración.

 

Con toda seguridad


Los peritos también intervienen a la hora de asegurar la embarcación actuando tanto para la compañía aseguradora como para el propio asegurado. La finalidad es realizar una inspección técnica para obtener datos objetivos que permitan establecer el valor asegurado en la póliza.

 

El informe: Claro y conciso


Lo más importante de un informe pericial es la claridad con la que se exprese. Será en vano recibir un listado de tecnicismos y números inteligibles. Por lo general, un buen perito también sabe conocer a su cliente y elaborará un informe que facilite la toma de decisiones con datos claros, precisos  y accesibles al conocimiento y los requerimientos del cliente.

 

Elegir un perito naval


Encontrar un perito de confianza puede empezar online, buscando empresas o individuos del sector, pero también preguntando a amigos, brokeres o incluso en un club náutico, marina o varadero.  Algunos sites náuticos, cómo es el caso CosasDeBarcos, pueden ser un buen punto de partida pero no olvidemos que es nuestra responsabilidad certificarnos de que el perito que elegimos es un profesional de confianza.

En España no existe una asociación de peritos navales como en otros países europeos que nos pueda asesorar e indicar expertos en nuestra región. Algunos peritos navales están asociados por la Asociación Nacional de Tasadores, Peritos y Mediadores. Sin embargo, muchos peritos que operan en España pertenecen a asociaciones internacionales, como es el caso de la Yacht Designers and Surveyors Association. Esta asociación internacional con sede en Reino Unido dispone de una base de datos que se puede filtrar por país y donde encontramos cerca de 15 peritos que operan en España, en su mayoría, extranjeros. Otra asociación internacional, la International Institute of Marine Surveying, también dispone de una base de datos con cerca de 20 peritos españoles y extranjeros que operan en España.

 

En resumen:


(1) Optar por un peritaje náutico o inspección pre-compra nos permite negociar el mejor precio y ganar tranquilidad a largo plazo.

(2) El peritaje pre-compra también nos va a servir para orientarnos a la hora de contratar un seguro o para preparar un listado de prioridades de mantenimiento.

(3) Debemos asegurarnos de que el perito que queremos contratar es un profesional competente y serio, además de tener bastante experiencia en el tipo de barco que queremos inspeccionar / comprar.

(4) Pediremos uno o más presupuestos, por escrito y con los términos y condiciones correspondientes, para saber exactamente el ámbito del servicio que vamos a contratar.

(5) Cuándo tengamos el informe, debemos asegurarnos de que entendemos todo y si no, contactaremos el perito para que aclare nuestras dudas.

(6) Hemos contratado y pagado el perito así que el informe pericial es nuestro y no debemos compartirlo con el vendedor. La información que contenga nos va a permitir negociar mejores condiciones de compra o sencillamente descartar un barco que no corresponde a las expectativas.

(7) El peritaje debe incluir también la revisión y recopilación de toda la documentación del barco, desde el certificado de navegabilidad hasta los informes de las revisiones periódicas y facturas de mantenimiento.

 

También le puede interesar:

Cómo comprar un barco: una guía para principiantes

Inspeccionar el barco antes de probarlo

Comprar un barco: La prueba de navegación

O visite nuestra sección de artículos sobre como comprar un barcos

Anuncio