Si después de mucho buscar online ya lo tiene claro y ha encontrado el barco que mejor se ajusta a su presupuesto, el siguiente paso es verlo de cerca y si se trata de un barco de coste considerable, encargar la inspección pre-compra para quedar más tranquilo.

Sasga Minorchino 34

¿Qué gastos voy a tener por tener un barco? Antes de realizar el sueño hay que realizar el presupuesto.



Pero no se olvide que el barco genera otros gastos y además del presupuesto de la compra del barco deberá elaborar otro presupuesto que contemple los gastos anuales que seguramente va a tener. Le resumimos aquí los más importantes.

 

Amarre y Varado


El amarre le va a costar bastante, especialmente en algunas zonas de Mediterráneo. Lo bueno es que es un coste anual fijo así que es fácil planificarlo. Decida dónde le gustaría tener su barco, pida presupuesto y haga sus cálculos. Pero no se olvide de incluir los costes de sacar el barco del agua en invierno y la estancia en el varadero, si vive en una zona donde este es el procedimiento común durante los meses fríos. También se tratan de costes fijos, así que una vez más no hay problema en planificarlo, solo hay que hacer hacer algunas consultas.

 

Seguro


El seguro náutico puede asumir varias formas y antes de escoger una póliza es necesario apreciar  la diferencia entre un seguro que no es caro y otro que es barato. Busque agencias especializadas en seguros náuticos, ya que existen muchas clausulas y lenguaje técnico que resultan inescrutables para los agentes de seguros no especializados. Es conveniente informarse de todos los detalles que pueden afectar la prima de su seguro antes de decidirse por un determinado barco ya que al tener en cuenta ciertas consideraciones puede optar por la opción más razonable para su presupuesto.

Antes de comprar, lo más importante es saber qué porcentaje de su presupuesto se comerán las primas del seguro. Hoy en día es bastante fácil estimar estos costes; cuando tenga una idea precisa del barco que le interesa y sepa sus especificaciones, ya que esto determina el precio de la póliza, podrá consultar un agente de seguros especializado en náutica de recreo y obtener un presupuesto.

 

Gastos Operacionales


Sí, aquí tenemos que incluir el gasto más importante: el combustible. Aunque esté pensando en comprar un velero, pocos gastos asociados al normal funcionamiento de su barco son comparables al del combustible (aunque obviamente, en el caso de un velero, los gastos de combustible son menos elevados). Este también es el gasto más difícil de estimar ya que puede variar mucho de mes a mes y de año para año. La mejor forma de calcular es estimar la distancia media que pretende navegar por salida, cuantas salidas piensa hacer por mes y multiplicar por el consumo de combustible del barco en velocidad de crucero.

Gasolinera marina

El combustible es uno de los costes anuales más importantes. Foto: Iñaki Martínez .



Una buena forma de minimizar el consumo de combustible es saber cuál es la velocidad de crucero más eficiente de su barco y respetarla. La mayor parte de los barcos modernos tienen un medidor de flujo de combustible en el salpicadero. Solo hay que dividir la velocidad del barco por el consumo para saber cuantas millas hace por litro, o cuantos litros por milla. Registre la eficiencia a diferentes velocidades y después compárelas para ver a qué velocidad su barco es más eficiente.

El combustible no es el único gasto operacional que hay que tener en cuenta. Si pretende navegar hacia puertos distantes en cruceros de fin de semana y atracar en una marina por la noche tendrá que tener en cuenta el coste del amarre. Para algunos barcos los aditivos de combustible también son un coste regular, y para otros hay que contar con el coste del gas  para la cocina, calefacción y calentador.

 

Mantenimiento


Esta es otra partida que es difícil de cuantificar.  Los gastos de mantenimiento varían dependiendo del tipo de barco, el uso que se le da, el cuidado que se tiene al navegarlo, si estamos dispuestos a hacer nosotros algunas de las tareas y también dependen del azar. Todos los barcos que están en el agua necesitan una pintura antifouling con regularidad lo que requiere vararlos y supone un gasto. Los motores precisan mantenimiento regular, incluyendo las revisiones periódicas, puestas a punto y cambios de aceite, y también mantenimiento extraordinario, en el caso de averías mecánicas, por ejemplo. Recuerde que los motores dobles también duplican los gastos. Los barcos a vela y sus sistemas de propulsión tienen costes de mantenimiento regular distintos; las velas deberán ser sustituidas al cabo de unos diez años, en el caso de navegación normal, y la mitad o menos si participa en regatas.

toldos y colchonetas solarium proa

Limpiar toldos, cojines y colchonetas y mantenerlos con el aspecto de nuevos también tiene su coste.



Los tejidos de exterior y los vinilos, como el Bimini, toldos y cojines, también tienen un periodo de vida limitado (de cinco a siete años, de media) y tendrán que ser sustituidos en algún momento. Y mientras que el equipamiento de la cubierta puede llegar a durar décadas,  algunos elementos de la maniobra  – como cabos de amarre y escotas – necesitan ser sustituidos con cierta regularidad.

Hay que añadir aún los costes de los productos de limpieza, aceite de teca, cera y pulimento. No piense que es un capricho; estos productos son caros y al final de la temporada vera que es normal gastar más de lo que esperaba en esto.

Como regla general, planifique gastar cada año un 10 por ciento del valor del barco en mantenimiento. Si no llega a necesitar  esa cantidad y le sobra algún dinero a final de año, una forma inteligente de utilizarlo es invertirlo en mejoras en el barco, lo que no solo hará con que su barco mantenga su aspecto y funcione mejor, también ayudará a que mantenga su valor de reventa.

Más sobre mantenimiento: Mantenimiento del barco: Cómo cuidar nuestro barco

 

Burocracia


Otro coste que debemos tener en cuenta, si el barco que vamos a comprar tiene más de 6 metros, es el coste de las inspecciones periódicas obligatorias (ITB). El período entre inspecciones obligatorias es de cinco años pero la mayor parte de las embarcaciones tiene que someterse a un reconocimiento intermedio entre el segundo y el tercer año siguientes al reconocimiento inicial o periódico. Una alternativa puede ser: Trámites náuticos: Cómo cambiar de bandera 

 

Otros gastos


Si está pensando comprar un barco un poco más grande es probable que esté pensando también en si es necesario contratar tripulación, aunque sea solo una vez al año, durante unas vacaciones, para poder relajarse más y disfrutar con la familia y amigos de lo que la playas y las costas tienen para ofrecer. Aunque sepa gobernar su barco, reclutar un tripulante para que se haga cargo de las tareas diarias de mantenimiento que un barco de mayor eslora requiere le permitirá otra tranquilidad. Obviamente que esto tiene un coste considerable y hay que tenerlo en cuenta. .

Ahora que ya sabe cuáles son las variables a considerar llegó el momento de sentarse con un papel y un lápiz (o quizás solo un iPad) y hacer su presupuesto. No se sorprenda si su total representa 20 o 25 por ciento del valor del barco – un montante considerable, demasiado - para muchos de nosotros. Pero, ¿no es bueno tenerlo presente antes de cerrar la compra?

También le puede interesar:

Consejos para el mantenimiento de las velas

Mantenimiento del barco: Invernaje del motor fueraborda

Peritaje e inspección pre-compra de barcos: Confiar en un experto

Anuncio