No es conveniente almacenar combustible en los depósitos durante largas temporadas. En el caso de la gasolina, los cambios de temperatura entre el día y la noche en invierno producen condensación, hacen que se pierda octanaje y por consiguiente se degrada su calidad.

barco combustible invernaje

La condensación producida en invierno por el cambio de temperatura entre el día y la noche puede degradar considerablemente el combustible.



Además, con el tiempo, se evaporan una serie de aditivos destinados precisamente a darle volatilidad a la gasolina quedando un compuesto más grasoso y con menor poder de detonación. Esta circunstancia nos puede acarrear problemas a la hora de volver a arrancar el motor de cuatro tiempos de nuestra embarcación si ha estado todo el invierno sin funcionar. Además, también podemos notar este fenómeno  cuando queremos arrancar el motor fuera borda de nuestra neumática auxiliar, sobre todo si el motor es de pequeña cilindrada con el depósito de gasolina incorporado.

barco combustible invernaje

Si la embarcación tiene que estar inactiva durante el invierno lo mejor será llenar a tope los depósitos para evitar al máximo la evaporación.



En primer lugar, lo más probable es que al motor le cueste arrancar y en segundo lugar, si consigue arrancar, un funcionamiento prolongado con combustible en este estado nos puede acarrear problemas con las bujías. En caso que el motor fuera borda sea de dos tiempos, cosa poco probable dado que su fabricación está prohibida desde hace años, si ha estado parado mucho tiempo, la gasolina del carburador se evapora totalmente quedando un residuo de barniz en las paredes de la cuba que puede obturar la aguja del carburador provocando una avería a la hora de ponerlo en marcha. Para prevenir este posible problema,  vaciaremos las cubas de los carburadores a través del tornillo que llevan en su parte inferior cuando debamos dejar el motor parado durante un largo período de tiempo.

barco combustible invernaje

En el caso de los motores fuera borda de pequeña cilindrada lo mejor será, durante el invierno, vaciar completamente el depósito para proceder a su invernaje.



En el caso del gasóleo pasa algo parecido aunque en menor escala. Lo que en este combustible se evapora es el aditivo destinado a evitar su congelación, con lo que se vuelve más denso y puede provocar averías en el sistema de inyección. De todas formas este fenómeno es menos corriente que en el caso de la gasolina y la posible aparición de agua debido a la condensación queda retenida en el filtro decantador.

Una buena costumbre durante el invernaje es llenar al máximo los depósitos para minimizar su evaporación y evitar en lo posible la condensación.

También le puede interesar:

Invernaje, para dormir tranquilos

Mantenimiento del barco: invernaje del motor fueraborda

Anuncio