Llega el invierno y con él, el frío. Pero ello no debe impedir disfrutar de salir al agua y navegar, tanto por placer como para competir. Abrigarse correctamente, protegerse de la humedad y alimentarse bien son algunas de las claves para vencer al frío y a la humedad. Cada marca de ropa intenta, temporada a temporada, dar a conocer nuevos avances para que confort y abrigo vayan de la mano pero, en mucho casos, lo mejor es conocerse a uno mismo para escoger la ropa adecuada en cada situación meteorológica.

Pilar_Pasanau_en_la_salida_en_Puerto_Sherry

Pilar Pasanau durante la salida del VI Gran Prix del Atlántico 2010: El traje de agua se convierte en una pieza imprescindible para navegar en invierno. Foto: Laura Carrau/ FNOB.



Pablo Arrarte, participante en las tres últimas Volvo Ocean Race y natural de Santander, y Pilar Pasanau, barcelonesa y navegante en solitario con tres cruces del Atlántico a sus espaldas, nos cuentan sus trucos para no dejar de navegar en invierno cuando las temperaturas rozan los valores negativos.

 

Navegación, frío y humedad, tres conceptos totalmente compatibles


Eli Galvez:¿Cómo te preparas para salir a navegar en un día de frío?

Pilar Pasanau: Soy muy friolera y tengo muy claro que las partes más frías de mi cuerpo son la cabeza, las manos y los pies. Es por eso que aunque haga buen tiempo siempre me llevo ropa para abrigarme estas partes. Es esencial para mi llevarme un par de gorros y para las manos tengo guantes para el frío y guantes para el viento. Siempre me llevo un par de guantes o tres. Para los pies aplico la misma técnica. Si tengo la cabeza, las manos y los pies calientes el resto suele estar más o menos bien.

Cuando navego en el Mediterráneo en invierno puedo llevar hasta 5 capas de ropa: dos lycras sin cuello, una lycra con cuello igual de fina que las primeras, la tercera un plumón fino que venden en las tiendas de montaña, un forro polar que variará su grosor si hace poco o mucho frío y por último la chaqueta de navegar. Esta quinta capa no es térmica sino que te aísla del viento y del agua. Es importante llevar las capas térmicas dentro. En las piernas más o menos llevo lo mismo, dos lycras, el forro polar y el traje de agua.

Cuando sales a hacer una navegación diurna no hace falta abrigarse tanto. Normalmente son regatas cortas y muy activas, no paras de moverte y de hacer maniobras. Para ello necesitas llevar pocas capas y ropa muy cómoda. En cambio para regatas más largas debes ir muy bien equipada y además llevar ropa de recambio. Yo la llevo siempre estivada y en bolsas estancas al vacío, así cuando las necesitas están secas y da gusto ponérselas.

Podría decir que si no me preocupo de protegerme de la humedad, al final acabaré teniendo frío. El frío es seco y me puedo abrigar con capas de ropa pero la humedad te entra en el cuerpo cuando abres las capas de ropa para ir al baño o limpiarte. Cuando la tienes dentro, cuesta mucho quitártela. La única manera que existe para vencer la humedad es ingiriendo líquidos calientes y comiendo.

Team Brunel VOR Pablo Arrarte

Pablo Arrarte durante la VOR 2014/15: Hay veces que mantenerse seco no es opción. Foto: Kurt Arrigo / Team Brunel.



Pablo Arrarte: Soy bastante friolero pero todo depende del barco en el que vaya a navegar y las condiciones que te vayas a encontrar. En un barco de crucero tipo J80 o un 40 pies, hay que tener en cuenta que en el Cantábrico llueve y graniza mucho y en cubierta te mojas y puedes pasar mucho frío. La actividad es bastante intensa pero hay que ir abrigado. Hay que llevar un traje de agua, chaqueta y pantalón. Debajo llevamos lycras térmicas, dependiendo del frío que haga será más gorda o más fina, y botas de agua. Arriba me suelo poner también un forro polar. Suelo llevar también gorro y guantes. En este tipo de barcos el objetivo es mantenerte seco.

Si te planteas salir para varios días, tienes que ir preparado para mojarte aunque siempre intentes estar seco, sobre todo el cuerpo. En cuanto a la ropa sería lo mismo que cuando navegas en crucero aunque deberías llevarte más ropa para cuando refresque durante la noche. Es verdad que en momentos puntuales, como durante las maniobras, hay mucha actividad y sudas mucho. Eso hace que la ropa tenga que ser muy buena para que transpire bien y no te quedes empapado. Si se puede, para hacer las maniobras me suelo quitar algo de ropa. Si hay condiciones malas, sabes que te vas a mojar, ya que las olas barren la cubierta y todavía no han inventado nada que sea totalmente seco. Es importante llevarte una muda para poder cambiarte regularmente las capas interiores.

 

EG: ¿Cuáles son las 5 piezas de ropa imprescindibles para salir a navegar y no pasar frío?

PA: Las botas, el pantalón y la chaqueta de agua, el gorro, que sea un Balaklava o pasamontañas, y los guantes. Para mi es mucho más importante mantenerse seco. Para protegerse del frío y en una situación extrema me podría cubrir con el saco de dormir, pero hay que mantenerse seco.

Pablo Arrarte Team Brunel VOR


Pablo Arrarte durante la VOR 2014/15: La humedad a bordo es uno de los peores enemigos para combatir el frío y hay que tener un cuidado especial cuando cae la noche. Foto: Stefan Coppers/Team Brunel/Volvo Ocean Race.



PP: El gorro, guantes de forro polar y Windstopper (paraviento), calcetines técnicos y largos, no hace falta que sean de navegar, pueden ser de esquiar, un buff, imprescindible, ya que lo puedes usar para el cuello o como segundo gorro. Por último, un lycra interior para el cuerpo y las piernas, es decir una buena primera capa para proteger el cuerpo.

 

¿Qué es lo peor del frío del Mediterráneo / Cantábrico?

PA: En el Cantábrico lo peor es el frío y la temperatura del agua. También es bonito porque navegar con condiciones duras, con olas grandes y con viento es muy excitante, pero para un rato. Si tienes que estar varios días, el frío se hace duro, por eso todos los equipos de Volvo se van a entrenar a las Islas Canarias, ya que las condiciones son similares pero con calor, que es mucho más llevadero y te puedes concentrar más en navegar más horas.

PP: En el Mediterráneo, lo peor es la humedad, ya que muchas veces no eres consciente de que se te está metiendo dentro, y cuando la tienes, la sientes de verdad, y ya es muy difícil sacársela de encima, ni abrigándote más.

 

EG: Cuéntanos algún truco personal para vencer el frío.

PA: Para mi la circulación de la sangre hacia la cabeza, los pies y las manos es un tema fundamental. Es por eso que he aprendido ha ponerme calcetines y ropa que no me apriete ni me corte la circulación. En las manos, intento que las gomas de los trajes de agua me vayan lo más sueltas posible sin que me entre agua, e igual en el cuello. Por otro lado, no me dejo nunca el pasamontañas, ya que el agua fría en la cabeza me molesta mucho. Lo he usado incluso en el ecuador.

Navegar Invierno VOR Pablo Arrarte Team Telefonica

Pablo Arrarte durante la Volvo Ocean Race 2011/12- La cabeza es una de las partes del cuerpo por donde se pierde más calor, por eso es importante protegerla. Foto: Diego Fructuoso/Team Telefónica.



Hace tiempo, aunque ahora las he dejado de usar, utilizaba unas bolsitas calientes (Hand Warmer) que me las he llegado a poner en todas las partes del cuerpo imaginables. Son una gozada pero es peso extra que tienes que llevar en el barco, que duran unas pocas horas y que luego tienes que seguir llevándolas, ya que no son biodegradables. Esto es un lujo que se puede usar cuando navegas en crucero pero no en según que competiciones.

PP: Antes de quedarme totalmente fría intento ingerir cosas calientes. A mi me gusta mucho el té y es lo mejor antes de que el frío entre dentro de ti. Además es importante también comer y a mi lo que mejor me funciona son los frutos secos, ya que me dan mucha energía. Si esto no me funciona tengo más trucos, un tanto raros, pero que me funcionan. Como sé que mi corazón es una bomba, pienso en él y me concentro en que me está enviando la sangre caliente del corazón hacia las manos, los pies y la cabeza. Hago el seguimiento de manera mental de la sangre caliente que sale de mi corazón hacia las manos. ¡Y me funciona! llega un punto en el que noto como se calientan las manos. Quizás son imaginaciones mías pero me funciona. Lo que si que es cierto, es que cuando dejo de pensarlo, las manos se me enfrían otra vez.

Creo que el frío es psicológico hasta cierto punto aunque llega a un punto que ya hablamos de temperatura física e hipotermia, que esto ya es más grave.

 

EG: ¿Cómo encontramos el equilibrio entre el confort y el no pasar frío?

PA: Cuando vas navegando en línea recta y la actividad física no es tan intensa, debes ponerte tanta ropa como necesites para estar abrigado. Si tienes frío dejas de pensar bien y no trabajas en condiciones, aunque te muevas para combatirlo, no son movimientos tan efectivos. Cuando la actividad cambia debes preverlo con anterioridad para poder quitarte alguna capa antes de empezar la maniobra y estar más cómodo. En todo caso, es mejor no pasar frío a estar incómodo.

Pilar Pasanau GAES maniobras

Pilar Pasanau: Durante las maniobras y porque aumenta la activad a bordo es aconsejable desabrigarse un poco para no sudar demasiado. Foto: Laura Carrau/ FNOB.



PP: Primero tenemos que conocernos a nosotros mismos. Tenemos que saber donde está el límite en número de capas para no pasar frío y no sudar cuando estamos más activos. Yo intento llevar ropa técnica y ponérmela a base de capas. Todo depende de lo friolero que seas, yo tengo muy poca grasa corporal y eso se nota. Intento mantener una temperatura corporal cómoda pero sin sentir calor, ya que sino me entra sueño. Es encontrar ese punto de frío en el que con una capa más, a la que me mueva ya tendré calor. Cuando la actividad en el barco es muy alta lo que hago es desabrocharme la cremallera.

 

EG: ¿Qué consejos les darías a nuestros lectores antes de salir a navegar este invierno?

PA: Todo lo que es fácil es bonito pero también rutinario. Navegar con sol es muy bonito pero navegar con frío, normalmente aquí en el Norte, te trae olas grandes y viento, que es muy divertido. Cuando sales con estas condiciones aprendes a navegar y cuando navegas en el Mediterráneo todo te parece más fácil. Además aquí en Santander, salir bien abrigado es la única forma que tenemos para poder seguir navegando en invierno. Es una superación personal, sobre todo en regata, ya que superar a un rival que lo está pasando igual de mal que tú es siempre un plus.

PP: Que salgan los días de sol, que lleven varias capas térmicas interiores y que sobre todo que se abriguen la cabeza y las extremidades.

Para mí la mejor época para navegar en el Mediterráneo es el invierno. En enero entra en la Península Ibérica el anticiclón, y los días son súper térmicos. Es como navegar en verano, pero con un poco más de frío. Lo bueno es que hay sol durante todo el día y se puede navegar hasta que se esconde con una temperatura agradable.

Anuncio