El invierno suele ser largo y nuestro barco, aunque ha estado bien amarrado o en el interior de una nave y ha pasado el invierno más o menos bien, no será aquel que dejamos por última vez en septiembre pasado. Seguramente nuestras apresuradas visitas algún que otro fin de semana durante estos meses, no habrán sido suficientes como para que las cosas, ahora que llega el buen tiempo, sean tan fáciles como izar las velas o arrancar motores y salir a navegar.

puesta a punto

Regresando de la primera salida de la Primavera: una puesta a punto adecuada nos dará tranquilidad toda la temporada.



La puesta a punto de todo crucero, tras un invierno de inactividad, debería resultar no sólo necesaria para iniciar una nueva temporada con un rendimiento óptimo de nuestro barco, sino también para contribuir de manera definitiva al mantenimiento global del barco, revisando con una periodicidad anual todos sus elementos.

orza casco

La unión de la orza con el casco y el estado de los pasacascos se deben revisar cada vez que saquemos el barco del agua. Foto: Jordi Maseras.



 

Detectar y subsanar posibles averías debidas a fatigas y al uso del aparejo, juntas, bombas de achique, sistema eléctrico, electrónica, etc, nos ayudará muy posiblemente a apartarnos definitivamente de las clásicas roturas que nos pueden dejar en dique seco durante medio verano. Los trabajos que no realicemos ahora costarán más de realizar entrada la temporada porque si encontramos algunos trabajos que no somos capaces de realizar nosotros mismos pasaremos a estar en manos de los servicios técnicos profesionales y sus cada vez más apretadas agendas a medida que se va acercando el verano.

 

salpicadero barco

También comprobaremos el correcto funcionamiento de todos los indicadores, manómetros y alarmas. Foto: Jordi Maseras.



 

Ante todo, si el barco ha estado todo el invierno en el agua, lo llevaremos al varadero y lo sacaremos del agua para limpiarlo con agua a presión y revisar el correcto estado de todos los apéndices sumergidos (ejes, arbotantes, hélices, timones, colas, flaps, orzas, etc.) realizando también una inspección del correcto estado de todos los pasacascos y grifos de fondo. Estos últimos, aunque están en el interior, deben repasarse con el barco fuera del agua ya que si hay que reemplazarlos o desmontarlos para desatascarlos, no lo podremos hacer con el barco en el agua.

 

motor barco

El sistema de extracción de gases y las espumas insonorizantes son dos elementos a revisar con el barco ya en el agua. Foto: Jordi Maseras.



 

Cuando todo esté correcto procederemos a pintar la obra viva con patente, o antifouling, y a cambiar todos los ánodos de sacrificio. Si el barco ha estado en seco todo el invierno y lo queremos botar hasta el final de temporada el procedimiento será el mismo, dado que, aunque esté limpio, la patente ya no será efectiva.

Una vez realizadas todas las operaciones fuera del agua, podremos empezar con las revisiones del resto de apartados que se pueden efectuar en el puesto de amarre.

 

EQUIPO DE SEGURIDAD:

  • Balsa

  • La balsa salvavidas debe pasar su revisión anual obligatoria. Incluso si la llevamos a bordo sin tener la obligación por la zona de navegación declarada.



  • Radiobaliza

  • Normalmente las radiobalizas tienen que pasar una revisión del sistema de desprendimiento hidrostático cada dos años y la sustitución de las baterías cada cuatro. En la documentación de la radiobaliza están marcadas todas las fechas de revisión y caducidad.



  • Extintores

  • Este es un elemento de seguridad al que normalmente no se le presta mucha atención. Si disponen de manómetro, éste nos indicará si la presión interior es correcta, si no disponen de manómetro la fecha de caducidad grabada nos marcará el momento de su sustitución.



  • Chalecos hinchables

  • Si disponemos de chalecos hinchables homologados, deberemos preocuparnos de revisarlos anualmente para comprobar la caducidad del sistema hidrostático de hinchado y para verificar que la carga del botellín de oxígeno sea la correcta. Los arneses también deberán ser revisados en sus costuras y comprobar que los mosquetones automáticos funcionan con normalidad.



  • Luz de Holmes

  • La luz flotante que debe estar sujeta al balcón de popa junto al aro salvavidas dispone de una bombilla y funciona con pilas. Si no hemos tomado la precaución de sacar las pilas antes del invernaje, las sustituiremos y comprobaremos que el sistema funcione correctamente.



  • VHF

  • El VHF siempre tiene que estar en perfectas condiciones, para comprobarlo podemos realizar una llamada de comprobación al club o a capitanía del puerto para verificar que nos reciben “alto y claro”.



  • Botiquín

  • El botiquín debe ser revisado con minuciosidad, comprobando que no haya trazas de óxido en tijeras y demás utensilios y comprobando las fechas de caducidad de todos los medicamentos.



  • Equipo pirotécnico

  • También repasaremos las fechas de caducidad de todo el equipo pirotécnico teniendo en cuenta que no necesariamente las bengalas, cohetes y botes de humo caducarán con la misma fecha.


 

FONDEO

Una buena forma de comprobar el buen estado del fondeo será, con el barco atracado de proa, desembarcar a la palanca el ancla y todo el fondeo para comprobar todos los puntos de unión de la cadena con el ancla, el cabo y la unión con el casco. De paso podemos marcar la cadena cada 10 metros con pintura o con alguna marca que nos indique, durante la maniobra de fondeo, la cantidad de cadena que hemos largado y la que nos queda de reserva. De paso esto nos servirá para comprobar el correcto funcionamiento del molinete. No estará de más también verificar que tenemos un fusible nuevo de recambio.

 

LUCES

No cuesta más de 5 minutos y sin embargo muchas veces no nos acordamos de verificar que todas las luces de navegación, fondeo, motor, etc. funcionan correctamente.

 

MOTOR

puesta a punto motor

Cuando hagamos la revisión del motor no debemos olvidarnos de repasar todos los manguitos y abrazaderas. Foto: Jordi Maseras.



 

Aunque el aceite del motor no haya cumplido las horas preceptivas para su sustitución, es muy aconsejable empezar la temporada con el aceite y el filtro nuevos y revisando de paso los de gasoil y agua. También revisaremos el nivel de aceite de la caja de cambios (reductora). Si nuestro motor refrigera con circuito cerrado de agua dulce, verificaremos los niveles. Parte importante de la revisión del motor será comprobar el buen estado de la turbina de la bomba de refrigeración de agua de mar y la tensión de las correas. No debemos olvidarnos de los ánodos de sacrificio del motor que el servicio técnico de nuestra marca nos indicará si es necesaria su sustitución.

 

PRENSAESTOPAS

transmisión por cola

En las embarcaciones con transmisión por cola, es importante revisar también los sistemas hidráulicos de la dirección y del trim. Foto: Jordi Maseras.



 

Si la transmisión de nuestro barco es por eje, no debemos olvidarnos de revisar el prensaestopas aunque tengamos un sistema de los llamados “secos”. Si nuestro barco es más veterano y todavía tiene un prensaestopas tradicional comprobaremos que no suelta más de una gota de agua cada 10 segundos aproximadamente. Si el goteo es superior apretaremos los anillos un poco hasta reducir el goteo a la cantidad indicada. Es importante que exista este goteo, si lo reducimos a cero no refrigerará y se quemará con la fricción de la rotación del eje.

 

sentina barco

Una vez en el agua, una buena limpieza de las sentinas nos ayudará a detectar con mayor facilidad una posible entrada de agua, pérdida de combustible o aceite. Foto: Jordi Maseras.



 

Hecho todo esto, que es lo primordial, nos podremos dedicar a ratos a revisar los demás elementos que no son imprescindibles para navegar, como son los toldos, capotas, cojines, sistema hídrico, conducciones de gas, baterías, limpieza interior, teca, etc.

En otro artículo abordaremos la puesta a punto después del invernaje de los veleros, dado que en estos los puntos básicos de revisión son algo más extensos.

 

Más artículos sobre mantenimiento:

8 maneras de alargar la vida de las baterías

Cómo darle el mejor acabado a la obra muerta: pintar, pulir o vinilo

Mantenimiento: hélices

 

Anuncio