En navidades la costumbre del regalo es algo muy extendido en occidente. Pero no siempre resulta sencillo acertar con el regalo adecuado, especialmente cuando el receptor sea portador de alguna obsesión, como pueda ser la navegación en cualquiera de sus modalidades. Ciertamente la navegación a vela y la regata suelen producir compulsiones aún más dañinas que las causadas por las otras modalidades. No es fácil acertar con un buen regalo para un “lupo de mare” pero tampoco es imposible; estas son cinco opciones que cumplen los requisitos.

Teléfono móvil más o menos “mojable”


¿Cuantos móviles han muerto a bordo a causa de inocentes y accidentales mojaduras?, un dispositivo resistente al agua seguro que siempre será un regalo bien recibido por todo tipo de navegante. Seguramente ya habrá perdido algún terminal sumergido en lo más profundo de la sentina.

Sony Xperia M4 Aqua

El Sony Xperia M4 Aqua es capaz de resistir inmersiones ligeras, lo que no es poca cosa y resulta de gran valor para cualquier navegante, además dispone de cámara fotográfica, capacidad de gravar video, batería de larga duración dicen que hasta dos día, y todas las aplicaciones propias del sistema Android, hasta puede servir para hablar por teléfono.

Otra opción puede ser el Samsung Galaxy S7 que es sumergible 1,5 metros por media hora.

 

Tacking “Ordenador” analógico para mejorar la táctica del regatista


Tacking es un honesto aparato mecánico, curiosamente carente de componentes electrónicos, de gran utilidad para llevar la táctica en regata.

Tacking

Tiene cierto aspecto de reloj de muñeca, se utiliza desde la posición del mismo y se compone de una serie de esferas concéntricas graduadas donde se inscriben la dirección del viento y el rumbo a la siguiente baliza.

Más información: Tacking Master

 

Gafas de ver que flotan


Las gafas son un serio problema para los navegantes; las de sol pueden resultar imprescindibles para todos, pero las graduadas resultan vitales para los que dependen de ellas. Son objetos frágiles y fáciles de perder por lo que esta opción que propone la marca británica Gill de ropas y utensilio náuticos resulta de lo más interesante y puede ser un bonito regalo.

Gafas bifocales flotantes Gill

Se trata de unas gafas de sol bifocales que flotan y, por tanto, existe alguna posibilidad de recuperarlas si se nos caen al agua. La parte graduada es solo para ver de cerca. Los cristales cuentan con todos los filtros para proteger contra los rayos malignos, además de polarizador, la superficie está preparada para repeler el agua y los aceites, como lo de las cremas solares.

Más información: Gill Marine España

 

Navegar bien seco y abrigado


Un buena chaqueta de aguas siempre será un regalo bienvenido por cualquier navegante. Las más modernas tecnologías en cuanto a tejidos y sistemas de confección hacen que la ropa de navegar actual tenga una calidad envidiable.

Chaqueta Gill

Un ejemplo puede ser esta Race KB 1 producida por la marca británica Gill que utiliza tejido 4 Dot de tres capas, impermeables de fuera a dentro, transpirables en sentido contrario. Su diseño discreto y elegante, su poco peso y funcionalidad permiten que se pueda utilizar a bordo o en la vida “civil”. Existen modelos para chicos y chicas. Dispone de bolsillos dotados de cremallera estanca y puños con cierres de hypalon que impiden el paso del agua.

Más información: Gill Marine España

 

Para la cocina de abordo


Aceite oliva FINCA HOSTALETS A Eco 100ml

Un buen aceite es fundamental para la cocina de a bordo, una excelente opción puede ser el que produce la Finca Els Hostalets del campo tarraconense, muy cerca de Reus. Se trata de aceite de oliva virgen extra producido con aceitunas de la variedad arbequina cultivadas según los modelos tradicionales que ahora se suelen llamar “ecológicos”.

Más información: Finca Hostalets

 

También le puede interesar:

7 regalos de Navidad para navegantes 

 

Anuncio