Los días soleados invitan a comer al aire libre y todo sabe mejor si cocinamos en una barbacoa; poder disfrutar de todo esto a bordo de nuestro barco es el sueño de muchos de nosotros. Si tenemos la costumbre de pescar, entonces una barbacoa es casi imprescindible, así que no es de extrañar que en la última década muchos constructores de barcos han empezado a ofrecer parrillas eléctricas como opción. Pero si no queremos comprar un barco nuevo solo por la barbacoa, podemos elegir una de las muchas barbacoas náuticas que encontramos en el mercado. ¿Cómo elegimos la mejor barbacoa para nuestras necesidades? Dejando el tamaño y el precio de lado por ahora, nuestra primera preocupación debe ser elegir entre una barbacoa a gas, carbón o eléctrica.

barbacoa barco Sea Ray Sundancer 370

Este Sea Ray Sundancer 370 tiene una barbacoa incorporada, pero opciones no faltan si nuestro barco no tiene una parrilla de origen.



 

Barbacoas a gas


El gas propano es barato y fácil de comprar así que una barbacoa a gas es la opción más sensata para la mayoría de los navegantes. Se pueden utilizar bombonas pequeñas desechables incluso en las parrillas más grandes, lo que las hace muy prácticas. También se pueden conectar a la instalación de gas del barco. El hecho de que se pueden encender y apagar sin más complicaciones también juega a su favor ya que la preparación no tarda tanto como una barbacoa a carbón. Su precio empieza más o menos en los 100 euros, pero, aunque sin duda son una solución bastante asequible y fácil de usar, este tipo de barbacoas no aporta el sabor y la autenticidad tradicional de las barbacoas a carbón. El gas a bordo también tiene sus consideraciones de seguridad así que debemos encarar este tipo de barbacoas con el mismo cuidado que tenemos con el fogón de nuestra cocina.

barbacoas marinas a bordo barco

Eléctricas, a gas o a carbón, lo principal es tener una a bordo para disfrutar más de nuestras comidas.


Barbacoas a carbón


Aunque la idea de una barbacoa a carbón en un barco pueda parecer poco lógica los fabricantes han logrado varias soluciones para evitar los peligros obvios. La más sencilla tiene la forma una caja de metal conectada a un brazo que se sujeta al balcón o en otro punto seguro del barco, permitiéndonos cocinar fuera de la borda, sobre el agua.

Muchos de estos artilugios están diseñados para acomodar una convencional bandeja de barbacoa desechable, por lo que son muy fáciles de usar y nos permiten obtener ese sabor ahumado de las brasas que ni el gas ni los modelos eléctricos pueden lograr. Como es de esperar, entre el encendido del carbón y la obtención de las brasas hay todo un ritual, y esta forma de cocinar es mucho más lenta que en el caso de las otras parrillas (gas y eléctricas). Son también más difíciles de guardar si no tenemos mucho espacio de estiba.

Hoy en día encontramos algunos aparatos a carbón muy sofisticados ya que disponen de doble capa de metal (como el Lotus Grill y el Cobb original) para que la temperatura de la capa exterior permanezca segura al tacto. Estas barbacoas más sofisticadas son muy versátiles para los chefs más entusiastas y también mucho más fáciles de manejar que las tradicionales pero siguen exigiendo tiempo, paciencia y trabajo.

 

Barbacoas eléctricas


A diferencia del gas o del carbón, las parrillas eléctricas requieren un suministro de energía fiable y constante, ya sea una conexión al muelle o un generador. Mientras que a menudo las vemos integradas en el flybridge de los cruceros más modernos o en las cocinas exteriores de las lanchas abiertas más sofisticadas, este tipo de parrilla tiene sus inconvenientes. Su coste es significativamente más alto que el de las parrillas de propano o carbón y la cantidad de electricidad necesaria para operarlas también puede ser prohibitiva. Por otro lado, la ausencia de una llama abierta significa que podemos usar nuestra parrilla eléctrica en lugares donde están prohibidas las parrillas de carbón y propano.

 

Consejos para usar una barbacoa a bordo



  • Utilice siempre una barbacoa idónea y diseñada para uso marino.

  • Es útil tener una nevera portátil para guardar los alimentos de forma más segura junto al área donde vamos a cocinar.

  • Barbacoa = Fondeo: no cocine navegando ni deje la barbacoa encendida sin supervisión.

  • Nunca use un combustible no aprobado (para uso marino) para encender una parrilla de carbón.

  • Asegúrese de que podrá adaptar y sujetar la barbacoa que elija a su barco.

  • Si el plan es una barbacoa en alta mar, minimice el estrés preparando sus carnes, pescado y verduras con antelación, de preferencia en tierra.

  • Algunos táperes y bolsas multiusos con zip son ideales para transportar comida y guardar los deshechos para tirar después.

  • Limpie bien su barbacoa después de cada uso para que esté siempre lista para la próxima fiesta.

  • Si queremos la versatilidad de una barbacoa que se pueda llevar del barco a la playa, una barbacoa a gas o carbón portátil con piernas es la mejor opción.


 

Cuatro barbacoas náuticas excepcionales


Asado Boat BBQ


barbacoa nautica asado grill

La Asado Grill con tapa es una de las opciones más sencillas.



Esta sencilla caja montada sobre raíles y con tapa está concebida para que pueda disfrutar de forma segura de una barbacoa desechable a bordo de su embarcación. Se trata de una adaptación del modelo original sin tapa de Asado. Su construcción en acero inoxidable es muy adecuada, sus dimensiones compactas la hacen fácil de almacenar y su tapa nos da una protección eficaz contra el viento, agua, polvo, etc. Es una barbacoa para barcos simple y muy asequible.

 

Cobb Premier


barbacoa nautica cobb

La versátil Cobb es una barbacoa a carbón muy práctica y con muchos accesorios.



La Cobb Premier es una barbacoa muy ingeniosa. La comida queda aislada de las brasas por lo que no hay llamas ni humo y la temperatura del exterior es segura (cool touch) lo que significa que se puede utilizar donde queramos – usando el sentido común, obviamente. Las briquetas de la marca no son nada baratas, pero con sólo seis tenemos barbacoa para hasta cuatro horas. Está muy bien construida pero la verdadera ventaja es su versatilidad. Es un horno a carbón y una barbacoa a la vez, así que con esta Cobb podemos fumar, asar, hornear, cocinar a la parrilla o al vapor. Lo único que tenemos que hacer para disfrutar de toda su versatilidad, es leer las instrucciones correctamente para no cometer ningún error.

 

Lotus Grill


Barbacoas nauticas Lotus grill

La Lotus Grill es otra barbacoa a carbón que lo hace todo muy fácil.



El uso de un ventilador interno, alimentado por cuatro baterías AA significa que, a pesar de usar carbón, el Lotus Grill queda listo en sólo cinco minutos. Pesa 3.7kg, tiene un diámetro de 32cm y podemos cocinar para hasta cinco personas. Además, está disponible en distintos colores cada una con su bolsa de nylon a juego. Es muy práctica ya que la rejilla de la parrilla y el recipiente interior están hechos de acero inoxidable y se pueden limpiar en el lavavajillas. El contenedor de carbón interno permite cocinar entre 40 a 90 minutos y el carbón se puede rellenar cuando queremos. También está disponible en la versión XL para diez personas.

 

Magma ChefsMate


magma barbacoa nautica

No es barata, pero la Magma ChefsMate a gas es muy popular, por algo será.



Magma es una de las marcas más populares de barbacoas náuticas y aunque tenemos opciones más en cuenta de barbacoas a carbón y a gas, este modelo de ChefsMate es particularmente popular. Utiliza bombonas de Camping Gaz, pero también se puede adaptar al suministro de gas del barco. Construida en acero inoxidable pulido, la cámara interna de seguridad canaliza la grasa hacia una bandeja de acceso frontal, ayudando a reducir las llamas. Dispone de soporte plegable para que podamos usarla también en tierra. Diseñada para cocinar rápida y uniformemente, se desmonta para una limpieza fácil y viene con una tapa con cerradura y una amplia gama de accesorios.

 

También le puede interesar

Cocina a bordo: caldereta calima

Anuncio