Por: Diego Yriarte

Salida Barcelona World Race

La salida de la Barcelona World Race 2014/15. Foto: Diego Yriarte.



 

La regata tuvo un inicio vertiginoso para la mitad de la flota, como si no se tratara de una regata de vuelta al mundo, sin escalas y solo dos tripulantes. Navegaron al límite, se alternaron el liderato, el Hugo Boss rompió dos records y un mástil. A un mes de la salida o un tercio de regata, ya están todos en latitud 40° y los cinco primeros navegan en el Índico.

Después de muchos meses de preparación del barco, preparación física y mental e innumerables compromisos promocionales, ocho embarcaciones tomaron la salida dispuestas a darle la vuelta al mundo sin parar. Una cuenta atrás que marcaba el inicio de la competición a medio día del 31 de diciembre de 2014 en el que todos los que estábamos a la espera intentamos meternos en la cabeza de esos 16 tripulantes. Me imagino que han de mirarse a los ojos y gritar ¡por fin!

Barcelona World Race salida

La salida fue caótica, sin viento y con mar de fondo. Foto: Gilles Martin-Raget / Barcelona World Race.



 

Fue una pena que Eolo no mostrara el mismo entusiasmo que los participantes y el público. La condición del mar en la salida fue la que menos espectáculo podía ofrecer, viento calmo y mar de fondo y sobre el mar de fondo el mar de espectadores, incontenibles y mal organizados.  Ni las amenazas de la Guardia Civil del mar, más que preocupada en que no se cuele el único barco de fotógrafos no oficiales, lograron poner orden en un mar caótico en el que las duplas intentaban infructuosamente cazar alguna brizna de viento.

 

Rápido, muy rápido


Barcelona World Race salida

Las primeras millas navegadas en el litoral catalán. Foto: Diego Yriarte.



 

Si bien el comienzo fue lento, no tardaron mucho en acelerar ansiosos por dejar el Mediterráneo. El Hugo Boss, patroneado por Alex Thomson y Pepe Ribes impuso el ritmo desde un principio, liderando o presionando a una flota que no lo podía dejar escapar. Así fue que se estableció el primer récord de la competición, en el tramo de la salida hasta Gibraltar, el Hugo Boss fue el más rápido, en 2 días y 5 horas, un día y un par de horas más rápido que la anterior marca.

Cruzar el estrecho no fue una tarea fácil, es un estrés diferente al de un temporal. Anna Corbella, la única mujer que toma parte de esta regata, comentaba desde el “Gaes Centros Auditivos” que tripula junto a Gerard Marín, que habían chocado con al menos 6 OFNIs (objetos flotantes no identificados). La parte más desagradable es que los timones tienen un sistema por el que se elevan automáticamente al chocar con algo, y el barco sin gobierno comienza a ir de lado. Que esto suceda por la noche en plena decisión de pasar por proa o popa de un mercante, ha de ser muy desesperante; además, el tráfico de buques es constante.

 

¡A correr!


Barcelona World Race 2014 2015 salida

El “Neutrogena” se mantuvo en punta desde el inicio. Foto: Diego Yriarte.



 

Después de tanto tráfico, OFNIs y redes de pesca a la deriva, salir al Atlántico fue un alivio, dejaron de estar encorsetados por el Mediterráneo. La nueva meta era encontrar los alisios y montarse en ellos lo más rápido posible. Navegando al límite, enfrentándose, midiéndose, los cuatro primeros comenzaron a distanciarse del reto de la flota. Bernard Stamm y Jean Le Cam, patrones del Cheminées Poujoulat demostraron regularidad y acierto en su marcha, mientras la flota entera se enfrentaba a la primera decisión táctica importante, cómo pasar Canarias. “Hugo Boss” no dio tregua aferrándose al liderato y retando a quien se oponía. La decisión de trasluchar y cruzar Canarias por el medio fue del “Gaes” que en ese momento estaba en cuarto lugar y decidió atacar. Las condiciones le fueron favorables y tomó la delantera con gran ventaja con respecto a la ruta. El ataque fue inmediatamente respondido por el “Neutrogena” de Guillermo Altadill y el chileno José Muñoz.

Los alisios los empujaron con insistencia y los barcos disfrutaron de los vientos portantes estables por primera vez, lanzados en busca de velocidades máximas como si la inercia les permitiera atravesar los Doldrums sin detenerse.

 

Gestor de riesgos


¡Otro record! 11 días, 13 horas y 50 minutos para recorrer las casi 1.900 millas náuticas (3.518 kilómetros) del tramo Barcelona-Línea de Ecuador. Otra vez la dupla Thomsom-Ribes. Cuando “Hugo Boss” cruzó al Sur, el “Spirit of Hungary” de Nándor Fa y Conrad Colman cerraba la flota a poco más de 700 millas.

Los Doldrums no fueron un gran escollo para los líderes y en un par de días lo habían superado alternando puesto en pequeñas batallas entre un quinteto separados por menos de 70 millas después de 12 días de regata.

El día 14 será recordado por los hermanos Bruno y Willy García que a bordo del “We Are Water” cruzaron el Ecuador, poco después lo hacían Aleix Gelabert y Didac Costa con el “One Planet, One Ocean & Pharmaton”. Más al este, el “Renault Captur” de Jörg Riechers y Sébastien Audigane lucharon un poco más con las clamas. Aunque, también disfrutaron de estar “teóricamente primeros” en varias ocasiones debido a que estaban bastante más al este que el resto y; por lo tanto, más cerca del Cabo de Buena Esperanza.

El día 15 el “Hugo Boss” navegaba en unas condiciones no demasiado exigentes cuando una pieza del estay decidió partirse al medio y dejar que el mástil, lenta, pero irremediablemente cayera al agua, junto con él, las aspiraciones de ambos patrones. Antes de la salida, Alex Thomsom se definía en una entrevista como “gestor de riesgo” y su trabajo era apretar el barco al límite gestionando el riesgo de rotura. Por suerte, se encontraban a 400 millas de Salvador da Bahía, en Brasil, a donde se dirigieron a motor, unos días más y los pillaría en medio del Atlántico sur. Una pena que estos dos excelentes navegantes no llegaran a competir en el Gran Sur, que es el inocultable deseo de todos los participantes.

 

Los 40 bramadores


Barcelona World Race 2014 2015 salida

“Cheminées Poujoulat” es un claro favorito después del abandono del "Hugo Boss". Foto: Diego Yriarte.



 

Los tres días siguientes, “Gaes”, “Neutrogena” y “Cheminées Poujoulat” continuaron batallando, hasta que el dúo franco-suizo tomó la delantera y se adentró en el Gran Sur. Como si se sintieran en casa, fueron neutralizando cada ataque del “Neutrogena” y ya en los 40 bramadores ampliaron la ventaja,hasta entrar en el Índico. Al finalizar este artículo, el 31 de enero, el “Neutrogena” intentaba un nuevo ataque, mientras que el último barco,el “Spirit of Hungary”, se encontraba a 2.900 millas.

Si alguien le pregunta por el paradero de aquellos barcos de los que hablaron en la cena de fin de año; antes de dibujar en el aire con el dedo índice, será más fácil decir: bajando a la izquierda.

 

Más artículos sobre la Barcelona World Race:

BARCELONA WORLD RACE: MUCHO MÁS QUE UNA REGATA 

PEPE RIBES Y GUILLERMO ALTADILL: A POR LA BARCELONA WORLD RACE

 

Anuncio