El mundo de los barcos a motor puede parecer desconcertante para los principiantes. Incluso las personas que llevan toda su vida navegando pueden necesitar aprender un poco más sobre el tema cuando su estilo de vida o su presupuesto cambia. El propósito de nuestra guía básica sobre barcos a motor es el de ayudar, tanto los principiantes como los más experimentados, a conocer y entender mejor los distintos tipos de barcos a motor y sus principales características.

Barcos a motor de varios tipos

Existe una gran variedad de barcos a motor de recreo, estos son solo algunos de los más comunes: grandes cruceros familiares, semirrígidas,  lanchas de todos tipos y pesqueros deportivos. Un poco más de información sobre sus características más importantes nos ayudará a elegir mejor.



Para los navegantes que no quieren depender del viento para salir a navegar, no hay duda de que un barco a motor es la solución. Sin embargo, dado que esta categoría de barcos incluye desde un bote auxiliar de tres metros con motor fueraborda hasta un megayate de 180 metros de eslora con helicóptero a bordo, es muy útil conocer algunos principios básicos antes de decidirse sobre el tipo de barco que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Los cascos de los barcos a motor


Forma del casco: desplazamiento o planeo


Barcos a motor planeo semidesplazamiento desplazamiento

Para la mayoría de las personas interesadas en barcos a motor de recreo existen tres formas de casco a tener en cuenta: planeo, semidesplazamiento (arriba) y desplazamiento (abajo).



El casco de desplazamiento tiene que desplazar su propia masa sumergida en agua para poder avanzar una distancia igual a la de su eslora. Son cascos relativamente lentos, de formas redondeadas, pero eficientes. Su velocidad máxima “velocidad de casco” viene marcada por su eslora de flotación.

Por el contrario, un casco de planeo se basa en una combinación de peso más ligero, potencia relativamente más grande y más elevación en relación al flujo de agua sobre sus contornos para deslizar sobre la superficie del agua y las olas. Lo que le permite superar su velocidad de casco y surfear sobre el agua.

Los que buscan una navegación más calma y eficiente, que cubra largas distancias, suelen elegir barcos con cascos del desplazamiento; los aficionados a la velocidad y que prefieren agilidad y maniobrabilidad, deportes acuáticos, todo en distancias más cortas necesitan un casco de planeo. Para los que quieren los beneficios del casco de desplazamiento con un poco de velocidad extra a menudo suelen elegir un casco de semidesplazamiento.

Monocascos versus multicascos


El número de cascos de una embarcación también es crucial. El monocasco es, con diferencia, el tipo de barco más común, probablemente debido a los costes de construcción, y atraque más asequibles, su aspecto atractivo y su popularidad a lo largo de los años lo que tiene implicaciones en el mercado de segunda mano ya que son el tipo de barco más buscado. Sin embargo, asumiendo que podemos permitirnos el gasto inicial y los costes de atraque, hay algunos beneficios muy interesantes en los dos cascos de un catamarán. Son más estables en reposo, escoran muy poco y son más fáciles de maniobrar a baja velocidad en marinas pequeñas o muy concurridas. También ofrecen más espacio, un navegar más suave, una mayor estabilidad direccional y una eficiencia de combustible mucho mejor. Su eficacia los ha visto prosperar en el mercado de las embarcaciones profesionales offshore pero por ahora su coste y la idea de que no son tan ágiles ha restringido bastante su proliferación en el mercado de los barcos de recreo.

Forma del casco


La forma de casco más común entre los barcos a motor es el monocasco de planeo. Los parámetros básicos de una determinada forma nos dicen bastante sobre el uso para el cuál el barco ha sido diseñado y construido.

Por ejemplo, si nos fijamos en la relación entre la manga (anchura de un barco) y la eslora (longitud), las formas relativamente largas y angostas de un casco suelen significar velocidad, carácter deportivo y suavidad en la navegación. Por otro lado, los cascos con formas más anchas y más cortas son generalmente sinónimo de más espacio a bordo, eficiencia y facilidad en lograr el planeo además de versatilidad en el plan de navegación.

Barcos a motor casco escalonado 3

Las lanchas de manga estrecha, potencia elevada y cascos escalonados son muy atractivas, pero hay muchas otras formas de casco que se adaptan mejor a los programas de navegación de recreo de la mayor parte de los navegantes de fin de semana.



Existe la idea de que los cascos con ángulos de pantoque más agudos y proas más afiladas son mejores o más eficientes. En el circuito de regatas de motonáutica offshore sin duda que ayudan, pero el ideal de "mejor barco" no existe ya que siempre es una función directa del programa de navegación que nos propongamos - y para la mayoría de los barcos familiares, el programa principal no es navegar a la velocidad máxima y constante en mar gruesa. La exigencia común es que el barco, y consecuentemente el casco, sea eficiente, fiable y polivalente para adaptarse bien a casi todos los requisitos de un verano en el agua - precisamente las características para las que muchos de los cascos más amplios y menos profundos han sido diseñados a la perfección.

Materiales de construcción


El material de construcción de cascos más común en el mercado de los barcos a motor de recreo sigue siendo la fibra de vidrio y es fácil ver por qué. Permite diseños limpios y atractivos y la infusión de resina mejora aún más su resistencia, reduce el peso y crea una mejor uniformidad en los acabados. Sin embargo, de ninguna manera es la única opción o la automática.

Por ejemplo, aunque el polietileno no es particularmente bonito, refinado, ligero o barato,  resistente y, también soporta bien los azotes permanentes de la navegación familiar cotidiana y, debido a que los pigmentos penetran a través del material, incluso un arañazo más profundo se puede arreglar fácilmente. Para los barcos más pequeños y de uso más intenso, es un material a tener en cuenta, pero probablemente, el aluminio es aún más versátil.

El aluminio es ligero, fuerte, versátil, sencillo de reparar y bueno con el ambiente. Puede ser un poco ruidoso en marcha a causa de las bofetadas que el casco recibe del agua y a algunas personas no les gusta el aspecto ligeramente rudimentario de las soldaduras, pero su éxito sorprendente en Escandinavia, donde muchos navegantes utilizan sus barcos a diario, es prueba de la eficacia de este material.

Si el acabado del aluminio no nos gusta, hay varios constructores que ofrecen una combinación de aluminio en el casco y cubierta y fibra de vidrio en la obra muerta. Para el armador, esto promete no sólo los beneficios prácticos del aluminio, pero también los acabados brillantes de la fibra de vidrio.

Tipos de barcos a motor


Cada barco comporta un conjunto de compromisos que optimizan su rendimiento en algunos aspectos en detrimento de su desempeño en otros. Y tal como la forma del casco nos da pistas sobre la función pensada para ese barco, el diseño del interior también determina y se adapta a las necesidades de un usuario específico. Los tipos de barcos a motor más comunes suelen incluirse en una de las siguientes categorías: auxiliares, motos de agua, lancha de proa abierta, semirrígidas, lanchas cabinadas y cruceros deportivos, barcos de pesca deportiva, yates y superyates.

Auxiliares


Barcos a motor auxiliares

En su formato más simple, la lancha auxiliar es un taxi acuático compacto y eficiente pero también puede ser una lujosa limusina para transportar invitados de un superyate a la costa.



Una auxiliar es un barco utilizado para transportar personas y equipos entre la costa y un barco más grande o nave nodriza. Mientras que las auxiliares de superyates suelen ser espectaculares en diseño y autonomía y llegar a una velocidad de 30 nudos o más, las auxiliares más comunes suelen ser pequeñas lanchas inflables con un motor fueraborda modesto que pueden ser guardadas, desplegadas y recuperadas con facilidad. Estas neumáticas, como solemos llamarles, están construidas en cloruro de polivinilo (PVC) o Hypalon – PVC para las más ligeras y baratas y Hypalon para más durabilidad, y disponen de suelo inflable o rígido; las lanchas totalmente inflables son más portátiles y las rígidas se adaptan mejor a los usos más exigentes. Ver: Cómo escoger una lancha neumática

Motos de agua, motos acuáticas o motos náuticas


SEA-DOO GTI SE

La moto de agua ofrece máxima diversión por un precio relativamente limitado como esta de dos plazas de la marca canadiense Sea Doo.



Las motos de agua son embarcaciones pequeñas y ligeras que podemos conducir sentados o en pie usando un manillar semejante al de las motos de carretera. Tienen capacidad para una, dos o tres personas, propulsión por chorro de agua y su operación es fácil e intuitiva. La aceleración de una moto de agua deportiva puede ser increíblemente rápida, con un grado de empuje inigualable por cualquier lancha convencional - y afortunadamente, el interfaz a disposición del usuario, especialmente en los últimos modelos de la marca Sea-Doo, viene bien equipado para ayudarnos a sacar lo mejor de toda esa fuerza. Ver: Motos de agua: más cerca del mar

Lancha de proa abierta o bowrider


Barcos a motor bowriders

Bowrider de estilo americano, nórdico y una lancha especifica para deportes náuticos. La lancha de proa abierta es sin duda el barco ideal para disfrutar de los días más soleados.



La lancha de proa abierta es un estilo particularmente popular de crucero de día y lo encontramos disponible en una multiplicidad de formas. La lancha de proa abierta de estilo americano clásico dispone un sofá en V en la proa además de varios asientos en la bañera. La lancha de proa abierta escandinava se adapta bien al tipo de navegación de esa región europea y sacrifica el sofá de la proa aumentando el espacio de asiento en la cubierta, disponiendo también de un acceso en la proa que permite embarcar con seguridad gracias a los raíles elevados. La lancha específica para deportes acuáticos también utiliza el formato proa abierta pero con algunos ajustes, como el potente motor intraborda, aletas direccionales, lastres ajustables para ayudar a controlar la forma e intensidad de la estela y una gama de complementos específicos que pueden aumentar radicalmente tanto el precio como las funciones de este tipo de barco de recreo puro.

Semirrígidas


Barcos a motor semirrígida de pesca Narwhal-620-fisher

La semirrígida moderna es mucho más que una herramienta de trabajo, las hay para la pesca...



Barcos a motor semirrígida Sacs

y también las que están pensadas para el máximo confort de los pasajeros.



Las lanchas semirrígidas o “gomonas” en su acepción más coloquial, son embarcaciones con casco rígido y flotadores hinchables alrededor de su perímetro. Construidas originalmente como barcos de trabajo para usos profesionales, de seguridad o carga, la semirrígida moderna de diseño esmerado, y en algunos casos con acabados de lujo, suele tener flotadores de diámetro más pequeño, más potencia y también más versatilidad en relación a los programas de navegación. Sin embargo, las semirrígidas siguen siendo los barcos preferidos para patrulla, seguridad, apoyo a otras embarcaciones y para el entreno y práctica de navegantes. Mientras que una buena semirrígida sigue siendo una muy buena compañera en mala mar, su defecto predominante para los navegantes de recreo sigue siendo la falta relativa de espacio en el interior.

Lanchas cabinadas y cruceros deportivos


barco a motor cabinado cuddy

La cabina de este cuddy es muy básica pero permite echarse la siesta o incluso pasar una noche a bordo. Al quitar las dos colchonetas del centro y subir la mesa tenemos una práctica dinette con asientos para seis personas.



La diferencia básica entre una lancha cabinada (‘cuddy’ en inglés - un pequeño barco de crucero deportivo con alojamiento básico para dos) y un crucero (que dispone de por lo menos una litera adicional) es, por supuesto, el tamaño. Sin embargo, la disposición convencional de 'bañera abierta y proa cerrada’ que solemos ver en ambos tipos de embarcación no es la única opción.

barco a motor crucero

Este crucero deportivo tiene la cabina en la proa y una litera doble además de bastante espacio a su alrededor.



Existen muchos y excelentes cruceros con cabina de popa en el mercado, donde un espacioso camarote principal ocupa toda la popa en vez de adaptarse a la V de la proa. Son típicos de Inglaterra y los países nórdicos, en España prácticamente no hay. También tenemos muchísimas embarcaciones de crucero de altura que por lo general son bastante tradicionales, de tipo semi-desplazamiento pensadas para largas distancias y con un diseño cuya preocupación es maximizar la capacidad interna. Existen también muchas lanchas y barcos ‘walkaround’ para navegar las cuatro estaciones (como los Targas y Sargos nórdicos) que combinan auténticos cascos de alta mar, con características muy centradas en la navegación, y espacio interior reducido, pero cuidadosamente concebido. A la hora de elegir e independientemente del tipo de barco que estéticamente nos guste más debemos decidir qué nos importa más, si es el factor ‘deportivo’ o si por lo contrario es el ‘crucero’ ya que raras veces la acomodación amplia y confortable y el rendimiento son buenos aliados. Barcos a motor: barco de pesca deportiva.

Barco de pesca deportiva


barco a motor de pesca

La seguridad y espacio de los barcos de pesca también los hacen muy buenas opciones de barco familiar.



Entre las lanchas de pesca de cinco metros hasta los barcos de 25 metros de alta mar con varias cubiertas, sillas de combate y torres de observación, encontramos hoy en día una enorme variedad de barcos de pesca deportiva que reflejan muy bien la variedad de exigencias que pueden tener los aficionados a esta actividad que mueve millones un poco por todo el mundo. A pesar de las diferencias en tamaño y características, todos los buenos barcos de pesca deportiva tienen varias cosas en común: una manga ancha para garantizar más espacio y más estabilidad en reposo; una proa elevada y lanzada para ayudar a proteger los ocupantes de las olas; una V profunda para ayudar a suavizar los impactos y una popa con buena flotabilidad para más comodidad a baja velocidad.

También solemos tener una popa completamente abierta con francobordos altos para más seguridad en la cubierta y un puesto de mando central para protegernos de los elementos sin obstruir el espacio de la cubierta o los movimientos a bordo. Es interesante que estas mismas características también hacen de un buen barco de pesca deportiva un compañero notablemente eficaz para los propietarios que solamente quieren salir a navegar en familia. Ver: Cómo elegir un barco de pesca

Barcos a motor de gama alta – superyates


barcos a motor superyates

El mundo de los superyates hechos a medida y personalizados tiene mucho de competición entre diseñadores e incluso estilistas y también entre astilleros y propietarios.



Al ampliar el tamaño, la complejidad y las características de un barco a motor, los parámetros asociados también cambian y muchas veces pasamos de los barcos de serie al diseño de embarcaciones ultra personalizadas en que cada detalle se ajusta a las preferencias del armador. Así, los barcos a motor dan paso a superyates y los superyates se transforman en megayates; lo estándar da paso a la creación personalizada y a lo más exclusivo y único. La competencia entre armadores aficionados a las grandes esloras, algunas de las personas más ricas del mundo - es una de las fuerzas motrices del mercado de los grandes yates y el resultado directo son embarcaciones tan extravagantes que pueden llegar a tener más de 150 metros, y dependiendo de los acabados, su precio se puede medir en cientos de millones de euros.

Los motores: opciones de propulsión


De una forma general, los motores de los barcos se dividen en intraborda (dentro de la embarcación) y fueraborda (fuera de la embarcación). Los motores intraborda suelen situarse o bien en la popa, operando a través del espejo por medio de una cola Z; un poco más adelante funcionando con un eje fijo que atraviesa la parte inferior del casco; o directamente conectados a pod drives (con hélices dobles contrarrotatorias y orientadas a proa como los IPS), que incluyen transmisión, cola y accesorios situados bajo el casco. El motor fueraborda se instala en la parte superior del espejo de popa en el extremo del barco. Cada tipo de motor tiene sus ventajas y desventajas.

La transmisión por eje sigue siendo la gran favorita en las lanchas para deportes acuáticos, donde el empuje seguro, la tracción central y una distribución del peso equilibrada son cruciales. También es el tipo de motor preferido en una gran cantidad de embarcaciones más grandes donde la limitación de espacio interior que implica es compensada por la sencillez y fiabilidad de un eje fijo y un timón de dirección.

Con la transmisión por eje no tenemos la posibilidad de corregir el asiento del barco, pero la posición del motor, abajo y hacia el centro del casco, contribuye mucho para la comodidad de la navegación. Es muy pronto para saber si el aumento en eficiencia y en espacio interior, para no hablar de lo intuitivo que es un interfaz como el joystick, de los motores Pod Drive llegarán para suplantar la popularidad de los motores de transmisión por eje en los cruceros, donde parecen estar en su elemento.

En los cruceros deportivos de tamaño mediano, la sofisticación y los aumentos constantes en la potencia de los motores fueraborda hace de la elección entre un sistema de propulsión intra-fueraborda (motor de cola o "Z") y un motor fueraborda una cuestión de particular interés. Existen los que están convencidos de que no hay nada mejor que un motor diésel intra-fueraborda, incluso en barcos relativamente pequeños, debido al aumento en la eficiencia y a la mejor distribución del peso.

El problema es que es necesario hacer por lo menos unas doscientas horas al año para compensar el gasto adicional de este diesel, así que si logramos una buena distribución del peso en el barco, la opción fueraborda es probable que aún así se vuelva más asequible a la larga; también puede crear una gran versatilidad interna, incluso un crucero familiar modesto.

Motores eléctricos y híbridos


De forma similar, existen hoy en día varias soluciones de propulsión eléctricas y híbridas, algunas de las cuales van más allá de satisfacer a los consumidores más respetuosos con el medio ambiente, que son relativamente sostenibles y aumentan la autonomía. Sin embargo, mientras que los grandes, pesados y costosos bancos de baterías pueden tener sentido para los armadores profesionales que operan sus barcos constantemente, pero para la mayoría de los navegantes y la mayoría de los barcos, un motor de combustión interna sigue siendo el medio de propulsión más eficiente. No hay duda que el peso ligero, el tamaño compacto y la limpieza incomparable de los fuerabordas eléctricos los hace excelentes motores auxiliares, pero no deje que nadie le diga que son silenciosos porque lo cierto es que no lo son.

La propulsión con turbinas jet succiona agua a través de una rejilla de entrada y proyecta un chorro de agua (bajo presión) a través de una tobera direccional. El hecho de que empuje agua contra agua la hace inherentemente menos eficiente que una hélice, pero tiene varias ventajas importantes que hacen que sea particularmente eficaz como propulsión en embarcaciones deportivas de alta velocidad. Por ejemplo, la ausencia de una hélice hace que sea ideal para la navegación en aguas poco profundas, segura para bañistas y de alta maniobrabilidad. Los barcos con jets pueden ser muy divertidos de conducir a altas velocidades; el motor también tiende a disfrutar de una vida relativamente fácil.

Nuestra responsabilidad a la hora de elegir un barco a motor


barcos a motor niños a bordo

El barco adecuado: el tamaño, la forma del casco, la disposición del mobiliario, el material de construcción y el tipo de propulsión – todo depende del uso que queremos dar a nuestro barco y con quien vamos a navegar.



La elección del barco a motor adecuado depende de muchos factores: dónde vivimos, el uso que le queremos dar, el número de personas con las que vamos a navegar, edad y experiencia tanto nuestra como de nuestros invitados, épocas del año en que queremos salir al agua, actividades en el barco y en el agua que queremos practicar, potencia y velocidad deseadas, presupuesto de compra, operación, mantenimiento y atraque con el que podemos contar, y otros detalles que pasan también obviamente por los gustos personales.

Las decisiones que hagamos en cada uno de estos puntos requieren responsabilidad y si queremos navegar con la familia y tenemos niños pequeños, su seguridad es más importante que otros factores como la velocidad. Así que la elección del casco, material de construcción, propulsión y disposición tendrán que someterse a varios criterios que cuanto más objetivos, mejor y cuanto más responsables seamos a la hora de tomar nuestras decisiones seguramente más disfrutaremos del placer de navegar solos o en buena compañía.

Para más información sobre la compra de barcos a motor, consulte nuestra guía: Comprar un barco a motor: ¿Qué barco a motor es el más adecuado?

Anuncio