La Copa del Rey MAPFRE es una de las regatas donde flota totalmente amateur y  tripulaciones profesionales del más alto nivel comparten campo de regatas y pantalanes durante una semana. Esta edición, ha formado parte de dos circuitos profesionales europeos muy importantes, las TP52 Super Series y el circuito Europeo de Soto 40. Pero además de éstas, la Copa del Rey ha contado con las clases ORC, IRC J80 y X35, en las que encontramos barcos profesionales, semi-profesionales y totalmente amateurs. Se trata de una mezcla de equipos con diferentes objetivos frente a una de las competiciones de vela de referencia de toda Europa.




Copa del Rey 2015 Immens y Movistar

Copa del Rey 2015, amateurs contra profesionales: L'Immens cruzando la proa al actual ganador de la clase, el Movistar. Foto: Maria Muiña/34 Copa del Rey MAPFRE.


Alex Laplaza y Toño Piris tienen dos perfiles completamente distintos, pero los dos comparten un mismo objetivo, participar en la Copa del Rey año tras año. Alex Laplaza, asesor fiscal de empresas de profesión y apasionado de la vela, conseguía este año su tercer pódium en Palma en la clase BMW ORC 2 con su barco L’Immens y una tripulación totalmente amateur. Toño Piris, profesional y con tres vueltas al mundo a sus espaldas, sumaba este año su 30ª participación en la Copa del Rey, a bordo del Soto 40 chileno Mitsubishi.


“En este caso he participado en un proyecto chileno, con el que navego durante toda la temporada de verano en Chile. Durante la última temporada nos ha ido muy bien allí y al armador como premio y con el espíritu de dar continuación a una tripulación ya entrenada, le suele venir bien competir en Europa, y escogió la Copa del Rey. Horacio Pavez ya estuvo aquí hace dos años y le gustó. Este año alquilamos un barco en Valencia, que se llama Alegre, de Javier Soriano, y vinimos a competir. Ya quiso hacerlo el año pasado, pero el Soto 40 no tuvo clase ya que no formaba parte del circuito Soto 40 Europa” nos comentaba Toño Piris, que consiguió un cuarto puesto esta edición.




Toño Piris

Toño Piris, seis veces ganador de la Copa del Rey. Foto: MartinezStudio/34 Copa del Rey MAPFRE


Alex Laplaza también es un asiduo a la Copa del Rey y este año acudía una vez más con su tripulación habitual: “Desde hace unos tres o cuatro años somos nueve o diez personas en la tripulación habitual, pero tres de ellas no han podido venir este año por razones personales o profesionales. Son gente joven, amateurs, siempre los mismos y con muy buen ambiente. Cuando empezamos en el año 95 navegaba con mis hijos, pero ahora ya están casados y no navegan. Este año hemos entrenado duro desde julio, cada fin de semana, y hemos sido el único equipo catalán que hemos hecho podium.”


Alex Laplaza conseguía por tercera vez subirse al tercer escalón del podio, y admitía que para él ha sido el más complicado de conseguir: “Ha sido el más difícil y ha sido la vez en la que hemos tenido más posibilidades de estar más arriba aún; el segundo puesto ha estado muy cerca. Por circunstancias del viento no ha podido ser. De todas formas, estamos muy contentos. Somos amateurs, tenemos una tripulación que disfruta navegando y si conseguimos buenos resultados mejor, y si no, lo importante es disfrutar.”




Alex Laplaza Copa del Rey 1995

Copa del Rey 1995: Alex Laplaza (segundo, izquierda) y su tripulación en su primer pódium.


Acudir a la Copa del Rey es un reto para todos, tanto profesionales como amateurs, y cada uno lucha a su manera para no faltar a la cita en Palma de Mallorca.


“Como profesional, es una regata en la que tienes que estar, ya que significa que todavía estás en forma y que tu vida como regatista sigue. Además, la competición es lo que me motiva y la Copa del Rey es un trofeo que siempre quieres ganar. No siempre lo consigues pero lo tienes en tu cabeza”, explicaba Toño Piris.


“Tenemos una inversión relativamente modesta. Los cuatro primeros barcos clasificados han sido Sinergia 40 y nosotros éramos los más pesados, y esto, con poco viento, se nota. Además, las velas más pequeñas eran las nuestras. Al ser una tripulación amateur, no puedes hacer grandes inversiones ni tener gente muy preparada”, afirma Laplaza.




L'Immens Alex Laplaza Copa del Rey 2015

Alex Laplaza a bordo del L'Immens en la pasada Copa del Rey


La Copa del Rey engancha y hay algo que hace que las tripulaciones repitan y pongan todo su empeño en volver año tras año. “Es una regata que suena a nivel mundial y es atractiva por muchísimas cosas. Hay buenas condiciones, buen nivel de participantes y a todo el mundo le encanta Palma de Mallorca. Todo el que sea profesional de la vela quiere estar en la Copa del Rey y quiere medirse con los demás profesionales. En nuestra clase nuestros contrincantes eran gente muy buena. Estaba Jose María “Pichu” Torcida a bordo del Noticia IV, que está dominando la clase en Europa y venía de ganar las dos últimas Copas del Rey. También competía el Bigamist con su patrón, Afonso Domingos, muchas millas y mucha sabiduría y además con Roberto “Chuny” Bermudez a bordo” nos cuenta Toño Piris.




Soto 40 Mitsubishi 34 Copa del Rey MAPFRE

El Soto 40 Mitsubishi con Toño Piris a bordo en plena acción en la Copa del Rey 2015. Foto: MartinezStudio/34 Copa del Rey MAPFRE


“Principalmente, la Copa del Rey tiene buen viento. Yo soy de Barcelona y por desgracia en regatas como el Trofeo Conde de Godó a veces no se pueden completar todas la pruebas.  En la Copa del Rey difícilmente no haces diez. Este año hemos hecho las 11 previstas. La organización está bien, y más ahora que hay un poco más de libertad de movimiento. Nos gusta el ambiente y vienes con cariño. Es una regata muy importante, no se si la más importante de todo el Mediterráneo” explica Laplaza.


Tanto Toño Piris como Alex Laplaza llevan más de 20 años acudiendo a la Copa del Rey y han visto como ha evolucionado como regata. “Nosotros en España no tenemos grandes inversiones ni grandes patrocinadores. En 1995 recuerdo que todo el mundo tenía patrocinador pero ahora incluso los profesionales se tienen que ir colocando en barcos amateurs. Creo que el cambio a abrirse más a la flota amateur ha sido muy importante. Hay sitio para los dos, siempre que se respete a los amateurs”, recuerda Laplaza


“Mi primera participación fue en el 1985 con La Pinta, un Two Ton del armador Miguel Lopez. Las clases han ido evolucionando tanto en tamaños como tecnológicamente. Ahora son barcos más rápidos, mejores, la electrónica a evolucionado mucho. De todas formas, el cambio ha sido progresivo y no ha sido un cambio de 30 años de golpe, sino que ha ido pasando año tras año, de manera progresiva y muy fácil de asimilar.”




Copa del Rey 1999 Toño Piris

Toño Piris a bordo del Zurich, del armador Manuel Chirivella, vencedor de la Copa del Rey 1999.


Toño Piris ha ganado seis Copas del Rey, su primera, con Lanjarón de José Luis Suevos (1992) , una a bordo del Banco Atlántico de Pedro Campos (1995), otra con Zurich, de Manuel Chirivella (1999) y tres más con Caixa Galicia de Vicente Tirado (2002, 2003 y 2004) pero hay una que recuerda de manera especial: “La victoria con Zurich fue muy importante para mí y para todo el equipo. Era un barco diseñado por mi amigo Marcelino Botín, no nos esperábamos que fuese tan rápido y fue la culminación de un proyecto con diseño español y tripulación española. El triunfo nos supo a gloria tanto a la tripulación como a todo el equipo que estaba detrás del proyecto.”


Está claro que la Copa del Rey MAPFRE no deja indiferente a ningún participante, atrae a nuevos barcos y consolida a los que lo prueban por primera vez.


Tras seis días de competición en Palma de Mallorca y 134 inscritos, la 34ª Copa del Rey llegaba a su fin con ocho ganadores: BMW Sail Racing Academy (BMW ORC 1), Movistar (BMW ORC 2), Rán V (GAASTRA IRC 0), Mama Aiuto (Rias Baixas IRC 1), Quantum Sailing (TP52 Super Series), Noticia IV (Singular Kitchen Soto 40), Red Eléctrica de España (Air Europa X35), Ono Polaroid Tressis (Herbalife J80).


Seguro que a la mayoría de ellos los encontraremos de nuevo en la 35ª edición de la Copa del Rey.

Anuncio