Por: Diego Yriarte

Jordi Senties es el presidente de la asociación de empresas que concentra todos los sectores que conciernen a la náutica en España; sin dudas, lo más representativo de nuestro sector. El mensaje del conjunto es positivo y dispuesto a trasladar ese ánimo a los clientes, pero también crece un eco que clama por reformas.

Jordi Senties, presidente de FADIN

Jordi Senties, presidente de FADIN. Foto: Diego Yriarte.



FADIN es la Federación de empresarios Asoc. de Industrias comercio y servicios Náutico-Marítimos, y su objetivo consiste en promocionar el sector conformado por más de 300 asociados, mayoritariamente micro, pequeñas y medianas empresas. El conjunto considera que es necesario el desarrollo del turismo náutico como principal actividad dinamizadora del sector, pero también consideran de vital importancia revertir la imagen de deporte de precios exorbitantes y elitista que ofrecen los medios de comunicación generalistas. Los asociados consideran que es fundamental una reunión con la autoridades gubernamentales competentes a fin de allanar el camino hacia un desarrollo sostenible.

El presidente de FADIN, Jordi Senties, lleva casi 4 décadas relacionado con la náutica. Nos recibió en su despacho en el Puerto del El Masnou, para contarnos cuál es el estado actual de la náutica deportiva y el pensamiento que surge de las reuniones de asociados.

boats.com: Falta muy poco para el Salón Náutico de Barcelona que es el test que marca la salud del sector. ¿Cuál es el estado actual?

Jordi Senties: Venimos de 7 años tremendamente duros en el mercado nacional. Por lo que he constatado hablando con varias personas que trabajan en nuestro medio, trabajadores de la pintura, de reparaciones mecánicas, etc, coincidimos casi todos en que este año ha sido mejor que el año anterior. Pero desgraciadamente, en los 39 años que llevo en la náutica, el año pasado fue el peor de toda mi historia, ha sido tremendo. Pero, a día de hoy, se ha notado una mejora en cuanto a reparación y mantenimiento, las ventas de barcos nuevos han aumentado un 16% y más de un 13 % los barcos de ocasión. El incremento se ha notado más en barcos de ocasión pues la relación de venta es aproximadamente 4 a 1.

B: ¿Los precios han bajado?

JS: En el sector de barcos de segunda mano ha caído muchísimo el precio, por eso es un mercado muy interesante para extranjeros.  Los precios de los barcos nuevos también han bajado y los astilleros venden directamente lo que hace con que el precio se ajuste aun más.

B: ¿Las embarcaciones usadas están en buen estado de conservación?

JS: Hay más ventas directas, de propietario a cliente, pero luego el nuevo propietario lleva el barco a un profesional que lo ponga a punto o haga un mantenimiento y esto también ha aumentado la actividad. Hay barcos en muy buen estado y a muy buen precio. La gente aun se quita peso vendiendo lo que no es prioridad, el barco, segunda residencia o lo que sea.

Jordi Senties

Jordi Senties en su despacho. Foto: Diego Yriarte.



B: ¿Qué opina sobre la posibilidad de cambiar de bandera? 

JS: Mientras uno pague sus impuestos como corresponde en España, puede escoger la bandera que quiera dentro de la Comunidad Europea. Esto significa que pagas los impuestos correspondientes a la transacción comercial en España y luego se hace un cambio de bandera por ejemplo a bandera Belga u Holandesa que tienen muchas menos exigencias lo que significa un ahorro importante para el propietario de un barco. Vamos a ver… Cuando uno aprieta mucho y exige mucho, la gente busca los resquicios por donde poder escapar. Son temas que hemos hablado con el Director General de la Marina Mercante (Rafael Rodríguez Valero) y nos ha dicho que lo van a estudiar y buscar soluciones. Hemos de ver cómo hacer para que no se nos vayan nuestros abanderamientos. Si las autoridades requieren nuestra experiencia, que entre los asociados sumamos muchos años, estamos a su disposición para decirles qué creemos que es lo que se puede mejorar.,En España siempre vamos un poco más lentos. Ya pasó con el “Leasing” que comenzó en Francia, luego en Italia y por último aquí.

B: También se aproximan cambios en las titulaciones, ¿Cree que son positivos? 

JS: Beneficiará a que la gente se anime a comprarse un barco mayor. De cara a las escuelas náuticas, no tienen que estar preocupados, ni enfadados, pues la posibilidad de llegar a las Baleares con la titulación de PER, permitirá que se genere muchas más clases prácticas e ingrese mucho más público nuevo.

Creo que somos el país de Europa con más dificultad para acceder a la náutica, deberíamos facilitar las cosas, romper esa mentalidad que el que tiene un barco es un hombre rico y que le sobra el dinero por las orejas, es más económico tener un barco en el agua que un coche en el parking de cualquier capital de España.

El cambio también depende de los que estamos en la náutica, que no solo hemos de pensar en vender o fabricar, también hemos de pensar en educar. Educar al público a que venga y hacer la aproximación desde los salones náuticos y de ocasión. Hacer algo más para que los niños puedan salir a navegar en bautismos náuticos. También por parte del gobierno han de facilitar mucho las cosas. No es normal que España sea mas caro que la Costa Azul, y hay gente que llega de Ibiza espantada por los precios desorbitados. Es evidente que es la ley de la oferta y la demanda, pero deberíamos tener más plazas de amarre.

B: ¿Cuáles son las expectativas para el próximo Salón Náutico?

JS: Como FADIN somos parte del comité organizador del Salón y sabemos que va a ser un poco mayor que el año pasado, que se ha vendido mucho muy rápidamente, a mes de julio ya estaba vendido un 80% de la superficie. La verdad yo creo que este salón ha de ser el “input” para que esto comience a funcionar. Los que estamos al frente del cliente, de la gente, hemos de transmitir esa emoción de que es posible.

La industria nacional está muy tocada. Muchos han desaparecido y los que quedan han reducido la plantilla. Han sobrevivido los que tienen varadero propio y en este momento están trabajando muy bien en reparaciones. Se han reinventado y están esperando el pistoletazo de salida para volver a comenzar.

B: ¿Desde la Federación se está trabajando en este sentido, que debería ocurrir?

JS: Creo que tendría que haber una ayuda por parte del Estado y las diferentes autonomías para reactivar un sector que podría dar mucho trabajo. Es necesario que se reúnan las personas que crean conveniente, con suficiente experiencia para poder decir: con lo que tenemos, qué es lo que podemos hacer y que se puede hacer para reactivar el sector y ampliar las personas que trabajamos en él.

Estamos trabajando en todo lo que nos dejan trabajar y estamos abiertos a dialogar. Como FADIN, lo que queremos es dialogar con quien tengamos que dialogar para poder aportar a nuestro mercado toda nuestra experiencia.

Por parte del gobierno deberíamos reunirnos con el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo para mejorar la eficiencia de los puertos, ampliarlos, hacer nuevos. También con el Director de la Marina Mercante, deberíamos reunirnos todos y con esa fuerza intentar hacer cosas, estamos convencidos que hay muchísimo por mejorar, y hay muchas cosas por hacer.

 

Más información sobre las novedades del Salón Náutico Internacional de Barcelona

 

Anuncio