Por: Eli Galvez

Dicen que la Volvo Ocean Race engancha tanto a los navegantes como a los que forman parte del equipo de tierra. Dar la vuelta al mundo durante más de nueve meses suena muy bien y trabajar en un equipo internacional de vela oceánica puede ser una oportunidad laboral o una manera de cumplir un sueño, o mejor aún: las dos cosas a la vez.

Diego Torrado  Abu Dhabi Ocean Racing

Diego Torrado,  Boat Captain del Abu Dhabi Ocean Racing, en el interior del VO65. Foto: Ian Roman /ADOR



 

Trabajar en un equipo internacional de la Volvo Ocean Race: ¿Reto o circunstancia?


Formar parte de un equipo de trabajo internacional puede ser un empujón en tu carrera profesional, pero no siempre es fácil acceder a él y acoplarte a su metodología, y más si es en la Volvo Ocean Race. Diego Torrado, Vigués e Ingeniero Agrónomo de estudios, ha cumplido su sueño de trabajar en un equipo de la vuelta al mundo como Boat Captain del equipo emiratí Abu Dhabi Ocean Racing. Fernando Sales, nacido en Bilbao y Licenciado en Geografía, hace su segunda Volvo Ocean Race como Rigger. Esta vez en el equipo femenino y sueco Team SCA.

Fernando Sales Team SCA

Fernando Sales es rigger del Team SCA. En la edición anterior de la VOR había trabajado en el Telefónica. Foto: Rick Tomlinson/Team SCA.



A veces los proyectos surgen de la nada y en el momento más inesperado. Para Fernando Sales, fue todo bastante rodado. Después de trabajar con el Telefónica en la Volvo Ocean Race 2011-2012, su compañero de equipo João Signorini “Joca” le llamó para formar parte del equipo femenino Team SCA. “Para mi era un nuevo reto ya que significaba pasar de estar con un equipo español a un equipo sueco. Es decir, de trabajar con un equipo de casa, con el que hablas todo el tiempo en español, a trabajar todo el tiempo en inglés. El Telefónica era un equipo más grande en cuanto a gente ya que todo lo hacíamos nosotros. Aparte del idioma, que es el inglés, es bastante fácil trabajar con ellos. Son muy cuadriculados y bastante metódicos con el trabajo. En el Telefónica el perfil de la gente era más “all round”, todos sabíamos hacer de todo. Ahora todo es muy específico. Él que sabe de winches, sabe mucho de winches, y solo se dedica a eso, y así en todas las áreas” y añade: “Somos un equipo con muchas nacionalidades y lo llevamos muy bien. Todo está muy organizado y todos nos hemos adaptado a la metodología”.

Para Diego Torrado es la primera vez que se enrola en la Volvo Ocean Race. “Guy Barrow, es que es ahora Jefe de tierra, y yo coincidimos en el circuito RC44 y tras algunas conversaciones me propuso trabajar con él en el Abu Dhabi Ocean Racing. Esto fue en septiembre de 2013 y empecé a trabajar en enero del 2014. Empecé con ellos en Southampton en el astillero Green Marine con el ensamblaje del barco y después me trasladé a Cascais (Portugal), donde el equipo tenía la base de entrenamientos.” Para Torrado los inicios no fueron fáciles “Al principio fue bastante complicado por el hecho de ser español y trabajar en un ambiente anglosajón. Hay que trabajar mucho para demostrar tus capacidades, pero una vez te ganas el respeto, las cosas son mucho más fáciles”

 

El puesto de trabajo


Diego Torrado Abu Dhabi Ocean Racing

Diego Torrado trabajando en el barco Abu Dhabi Ocean Racing. Foto: Ian Roman / ADOR.



Tanto Sales como Torrado lidian con importantes responsabilidades en sus respectivos equipos, un trabajo que esta edición de la Volvo Ocean Race viene marcado por el monotipo VO65. Diego Torrado es el Boat Captain en tierra “Soy responsable de toda el área de ingeniería. Estoy encargado de la quilla pivotante, winches y pedestales, el acastillaje de cubierta, motor, potabilizadora, conexiones internas del barco.Guy Barrow es el Jefe de tierra y se encarga de coordinar nuestro trabajo con el Boatyard de Volvo. La verdad es que la coordinación es muy buena y hay mucho respeto entre nosotros. Un acierto que ha hecho Volvo, en mi área , es que todos son muy buenos profesionales y con mucha experiencia. Esto ayuda mucho.” Sobre el hecho de tener que trabajar con un monotipo, Torrado añade “Trabajar con un monotipo es mucho más fácil que con box rule. Es más sencillo de sistematizar y mecanizar. Primero tienes una fase de aprendizaje y de ajustes y después todo va rodado. Por otra parte, es mucho más aburrido ya que el box rule te da más pie a ser creativo.  El monotipo es menos exigente mentalmente pero igual físicamente. Las horas que no empleas en modificar una pieza lasempleas en revisar cosas que si no tuvieses el tiempo no lo harías."

Equipo tierra Team SCA

Fernando Sales (al centro) con sus compañeros de equipo en la base de entrenamiento en Lanzarote. Foto: Rick Tomlinson / Team SCA.



Fernando Sales por su lado es Rigger y responsable de cabullería en el Team SCA “Me encargo del mástil, botavara, es decir toda la jarcia, y también de toda la cabullería. En esta edición de la Volvo Ocean Race,todo es One Design pero antiguamente todo este área era nuestra. Cada equipo tenía su suministrador. El desafío era mucho mejor cuando trabajábamos con una box rule ya que se daba pie a los equipos a innovar. Siempre se buscaba encontrar algo más y mejor y tenías que pensar e indagar para encontrar algo que marcase la diferencia respecto a los otros equipos. Ahora todo está limitado, dispones de lo mismo que todos los equipos y simplemente tienes que hacerlo funcionar. Personalmente me gustaba más trabajar con la box rule. Tenías más responsabilidad.

Team SCA llegada Itajaí VOR 2015

Team SCA, el equipo femenino de esta edición, a la llegada a Itajaí. El cambio del box rule VO70 al monotipo VO65 ha hecho con que las tareas de mantenimiento sean más previsibles. Foto: Buda Mendes / VOR.



Lo que sí se ha trabajado mucho en esta edición es en saber el numero de horas de desgaste de los materiales, en mi caso los cabos. Hemos desarrollado unas tablas donde sabemos exactamente cuando hay que cambiar cada cabo. Es como la revisión del coche.”

Para Sales, como para la mayoría de los miembros del Team SCA es la primera vez que trabajan en un equipo femenino de regatistas. “La experiencia es muy buena, incluso diría que son más educadas que los chicos. Todo es más correcto, son menos beligerantes. Las chicas respetan más las directrices que se les ha dado previamente a la hora de hacer las cosas. Los chicos siempre ponen algo de su propia cosecha. Siguen las directrices al pie de la letra de cómo se les ha enseñado. Los entrenadores les han impuesto una disciplina y la siguen en todos los aspectos. Se ha hecho mucha labor previa de entrenamiento en todos los aspectos y cuando se rompe algo saben como arreglarlo.”

 

Estar fuera de casa


Formar parte de la Volvo Ocean Race implica trabajar duro, con muchas horas de dedicación y sobre todo con muchos viajes. Cuando alguien acepta un reto así, sabe a lo que se enfrenta: semanas fuera de casa y lejos de la familia. Pero tanto Sales tanto como Torrado están acostumbrados a ello. “La verdad es que no es extraño para mi. Llevo años haciéndolo. Ahora quizás estoy mas lejos en distancia pero no por el tiempo que paso fuera.  Es complicado cuando tienes familia con niños, sobre todo cuando se van haciendo mayores y te pierdes sus cumpleaños, fines de curso, etc. Tiene su parte amarga pero también tiene su parte buena. Por ejemplo, este año pasamos las navidades en Abu Dhabi que no todo el mundo puede hacerlo.” nos cuenta Diego Torrado

La preparación del Team SCA, tanto en tierra como en mar empezó mucho antes de la regata. Fernando Sales trabajando en el mástil en Lanzarote en mayo 2014. Foto: Rick Tomlinson/Team SCA

La preparación del Team SCA, tanto en tierra como en mar, empezó un año y medio antes de la regata. Fernando Sales trabajando en el mástil del primer VO65 en Lanzarote en mayo 2014. Foto: Rick Tomlinson/Team SCA.



“Todo el tiempo que estuvimos en Lanzarote (1 año y medio) las familias estuvieron allí, así que era como estar en casa. Esto no lo he tenido nunca en otros proyectos. El equipo nos ha cuidado mucho en ese aspecto y ahora mismo solo estamos fuera de casa durante las paradas. En realidad son 3 semanas fuera y 2 en casa. Sabes que son los meses que dura la Volvo” señala Sales.

A pesar de su dedicación y de pasar semanas fuera de casa, la Volvo Ocean Race engancha y ambos no dudan en decir que repetirían la experiencia.

“Para mi es la primera Volvo, aunque ya había intentado trabajar en una previamente. Finalmente he tenido la oportunidad este año y con un equipo extranjero. De las ultimas tres ediciones, en la que menos empeño puse para estar en ella, ha sido en la que vinieron a tocar a la puerta. Quizás por edad me ha tocado un poco tarde pero estoy encantado de poder hacerla. Siendo más joven creo que se disfruta más. Sí, repetiría. La experiencia te da más puntos de vista y cambiaría cosas pero, sí la haría otra vez. Yo estaría encantado de poder hacerla con el equipo español. El hecho de poder expresarte en el mismo idioma y no tener que procesar dos veces lo que quieres decir, es un plus”, nos cuenta Diego Torrado.

Diego Torrado Alicante Volvo Ocean Race ADOR

Diego Torrado con el tripulante emiratí Adil Khalid. Trabajar en la VOR tiene muchas compensaciones y casi todos se enganchan y quieren repetir la experiencia. Foto: Ian Roman / ADOR.



A Fernando Sales también le gustaría volver: “Me gustaría repetir la experiencia de la Volvo y no tengo ninguna preferencia en que sea en un equipo español o extranjero. Ojalá cuando acabe esto reciba otra oferta para seguir trabajando.”

No es extraño que la mayoría quiera repetir. A pesar de las horas de aviones, cambio de horario constante y jornadas interminables, la valoración final en muchos casos es buena. Todo depende también de las condiciones laborales de cada caso y del espíritu aventurero de cada uno.

 

Más artículos sobre la Volvo Ocean Race 2014/15

Entrevista con Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons, proa del MAPFRE

 

Anuncio