Las lanchas semirrígidas, las conocidas “gomonas” son embarcaciones sumamente versátiles y marineras que se adaptan a mil y un cometidos dentro de la náutica de recreo y a muchísimos más en los diferentes ámbitos de las marinas denominadas profesionales.

Zodiac pro-classic-550 faro

La aventura a nuestro alcance con una semirrígida. Foto: Zodiac.



 

Su éxito fue superar mediante una quilla rígida los inconvenientes de las embarcaciones neumáticas originales. Se perdió en capacidad de plegado pero se ganó en calidad de navegación, velocidad y se pudo crecer en eslora casi hasta el infinito.

La actual configuración de las semirrígidas, donde los elementos inflables casi no cumplen su función originaria de flotador, se asemeja algo a la de los trimaranes, el casco central sería la quilla rígida y los elementos hinchables  actúan como los cascos exteriores y sobre todo, como eficaces amortiguadores.

Tradicionalmente la quilla y demás elementos rígidos se han construido en fibra de vidrio, material al que se ha unido el aluminio, cada vez más presente.

En el mercado español encontramos una completa y variada oferta de semirrígidas, construidas en nuestro país o importadas, con motores fueraborda, hidrojets o intrabordas y con esloras desde los dos metros hasta superar los 16 metros.

Nos centraremos en el segmento popular con esloras entre 5 y 6 metros y motores fueraborda, barcos asequibles, que no requieren especial titulación y que ofrecen un amplio abanico de posibilidades.

Las lanchas semirrígidas de estas esloras se suelen presentar en dos configuraciones genéricas: la básica y la tradicional. Las lanchas semirrígidas básicas no disponen de ningún aditamento en cubierta, el piloto y los pasajeros se sientan sobre los flotadores y el motor se controla a mano. Las semirrígidas tradicionales incorporan consola central y disponemos de timonera, soporte para el mando del motor y espacio para los instrumentos, además de parabrisas y asiento.

El problema del mantenimiento de los elementos inflables, mucho más débiles que los rígidos, se ha venido reduciendo gracias a la mejora de técnicas y materiales, pero sigue siendo una cuestión a tener en cuanta cuando pensamos en embarcaciones de este tipo. Si tenemos la idea de comprar una semirrígida de segunda mano, no estaría de más que algún técnico de confianza revise estos elementos.

 

AB Lammina 16 AL 500


AB Lammina 16 AL

Muy sencilla, la AB Lammina 16 AL nos llega desde Colombia.



Los veteranos Astilleros Neumáticos Duarry, hoy desaparecidos, fueron pioneros en el campo de las embarcaciones neumáticas y creadores del concepto de lancha semirrígida. Actualmente Duarry Difusión comercializa una amplia gama de embarcaciones neumáticas, con casco en fibra de vidrio o aluminio.

La Lammina 16 AL, construida en Colombia e importada por Duarry es ejemplo del concepto básico de las semirrígidas, sin consola central y ningún otro tipo de accesorio. Dispone de un cofre en la proa y el depósito de combustible está integrado en el casco.

La parte rígida de esta embarcación está construida en aluminio de 3.17mm de espesor,  con doble fondo, lo que hace que el casco resulte ligero rígido y especialmente resistente a los golpes.

 

Eslora                          4,88 m

Manga                         2,14 m

Peso (sin motor)          158 kg

Motor máximo             50 cv eje largo

 

 

Zurita 535 Open


lancha semirrígida Zurita 535 Open

Zurita 535 Open: Una de las ventajas de las semirrígidas de esta eslora es que son facilmente remolcables.



El astillero canario Zurita ofrece sus modelos 535 Open, Predator y Cruiser sobre un casco común de 5,47 metros de eslora. Las tres versiones están dotadas de una pequeña consola central para la timonera.

La versión Open no cuenta con más elementos que el cofre de proa. Las opciones Predator y Cruiser ya dispone de un banco corrido en popa que incorpora un amplio cofre. Para la estiba tienen un buen tambucho en la proa y otro en babor y el espacio dentro de la consola.

 

Eslora                          5,47 m

Manga                         2,09 m

Peso                            340 kg

Motor máximo              90 cv

 

 

Narwhal H-520


lancha semirrígida  Narwhal H-520

Narwhal tiene una gama pensada para los más jóvenes, como barcos de iniciación a la navegación.



El astillero Narwhal tiene amplia experiencia en la construcción de semirrígidas y neumáticas y ofrece una amplia gama de embarcaciones para todo tipo de actividades, de recreo o profesionales. En su gama básica destaca el modelo H-520, una lancha familiar, robusta y versátil, capaz de adaptarse a muy diferentes programas de utilización.

Dispone de consola central, con asiento para dos personas, un tambucho a proa y la posibilidad de instalar un arco de acero en popa para las luces de navegación y otros elementos.

 

Eslora                          5,20 m

Manga                         2,36 m

Peso                            214 kg

Motor máximo             100 cv eje largo

 

 

Zar 57 Welldeck


lancha semirrígida Zar 57 Welldeck 2

La Zar 57 Welldeck es la heredera del espirito de la Zar 57 Twin, la pionera de todas las semirrígidas Zar.



Astillero italiano que realiza lanchas de gran calidad y cuidado diseño, dotadas de cascos marineros y estables, con excelente rendimiento en navegación. El especial diseño de las líneas del casco incorpora unos exclusivos deflectores de rechazan el agua de los rociones y mantienen seca a la tripulación en casi cualquier condición de mar y viento.

El modelo 57 Welldeck presenta consola central con su correspondiente asiento regulable doble, y un banco corrido en popa que puede transformarse en solárium. En la proa encontramos un segundo banco situado sobre el tradicional tambucho triangular y una mesa regulable, con las correspondientes colchonetas toda la zona se convierte en otro solárium. El barco también dispone de pozo de anclas, y se le puede montar un molinete eléctrico.

 

Eslora                          5,77 m

Manga                         2,54 m

Peso                           680 kg

Motor máximo            150 cv

 

Zodiac Pro Classic 550


Zodiac pro-classic-550

Aquí podemos apreciar la forma de la quilla de la Zodiac pro-classic-550.



El centenario astillero francés Zodiac es el gran precursor de las embarcaciones neumáticas, hasta el punto de convertir su nombre en el apelativo de toda la familia.

Actualmente Zodiac produce una amplia gama de embarcaciones neumáticas, con esloras comprendidas entre los 2 y 8,50 metros, tanto plegables como semirrígidas.

El casco rígido, dispone de contramolde para la cubierta y el tambucho de proa, en el doble fondo también se sitúa el depósito de gasolina. En cubierta la consola con la timonera, su parabrisas protegido por un arco de inox  y varias agarraderas, además del espacio de estiba en el interior. El piloto y el acompañante disponen, además, de una asiento doble que, también, aporta un tambucho interior.

 

Eslora                          5,20 m

Manga                         2,20 m

Peso                            315 kg

Motor máximo              90 cv

 

También le puede interesar:

5 lanchas fueraborda entre 5 y 6 metros  

 

 

Anuncio