Boston Whaler 270 Dauntless

Boston Whaler 270 Dauntless: Mucho más que un barco de pesca.



La Boston Whaler 270 es la nave insignia de la nueva gama de consola central Dauntless, una embarcación definida por su constructor como ‘Multitareas’ por su capacidad como embarcación de pesca, de deportes acuáticos de acción, o cómo crucero confortable.

Boston Whaler es un astillero nacido en Edgewater, Florida, en el año 1958 y que actualmente pertenece a Brunswick Corporation. Desde sus inicios se mostró como un astillero innovador y sus modelos actuales incorporan una amplia experiencia, principalmente en el diseño de los cascos y el método constructivo que los sitúa como pioneros de la construcción en ‘sándwich’ con núcleo de espuma. Esta combinación de experiencia fructifica en barcos estables, potentes y de buenas características marineras.

La gama Dauntless está compuesta por cinco modelos desde 17 a 27 pies de eslora. La característica común es la consola central y la distribución de espacios que, particularmente en la popa, logra una interesante transformación al abatir el respaldo del asiento convirtiéndolo en espacio de trabajo. La evolución del casco a medida que la eslora aumenta comienza con un diseño mas apto para aguas planas, que acentúa la forma V y las condiciones marineras.

En particular, la 270 Dauntless combina mediante la personalización de los opcionales, la posibilidad de equipar la embarcación con una clara orientación hacia la pesca, pero con motorización y porte suficiente para remolcar hinchables, esquiar, o hacer wakebord y, evidentemente, comodidades para el crucero.

 

EL GEN PESCADOR

Boston Whaler 270 Dauntless

La posición abatida del respaldo del asiento de popa genera un área de trabajo despejada y segura. Foto: Diego Yriarte.



Lo primero que apreciarán los aficionados a la pesca de altura será la amplitud de espacio de trabajo en popa. Es una idea sencilla pero que amplía el margen de seguridad. Consiste en que la parte trasera del respaldo del asiento de popa es de material moldeado en fibra de vidrio y considerado para ser transitable. Al abatir el respaldo literalmente desaparece el asiento y en cambio queda una superficie rígida, tan rígida como la misma cubierta.

Boston Whaler 270 Dauntless

Asiento de popa con el respaldo levantado, es un sitio muy cómodo en navegación y principalmente es el sitio más protegido del viento. Foto: Diego Yriarte.



La condición de consola central no siempre es sinónimo de buena circulación, pero en este caso la amplitud de los pasillos y los espacios de proa y popa son generosos. La altura del francobordo y el ancho de las brazolas, también son puntos que el pescador tendrá en cuenta como aspecto favorable, al igual que la profusión de espacios de guardado.

Boston Whaler 270 Dauntless

En el conjunto que integra el asiento del piloto, hacia popa, se ha dispuesto una pileta y un vivero o conservador. Foto: Diego Yriarte.



A diferencia de los modelos de menor eslora, el asiento doble del puesto de mando es un molde integrado que, hacia popa, desarrolla una superficie de apoyo con pileta y un vivero que también puede ser utilizado como conservador. Por debajo, a estribor, dispone de nevera eléctrica y por babor, espacio para estibar una nevera portátil.

Por su parte, la estructura moldeada de fibra de vidrio de la consola del puesto de mando, integra el baño, donde se encuentra el panel eléctrico general. Hacia proa en el exterior, dispone de un cómodo asiento doble con apoyabrazos Por debajo de este asiento hay un voluminoso espacio de guardado en el que se estiba, con sujeciones especiales, la mesa de proa.

Boston Whaler 270 Dauntless

El asiento del puesto de mando cuenta con la posibilidad de elevar la parte delantera para pilotar de pie. La consola tiene una ergonomía agradable y una superficie para instrumental muy amplia. Foto: Diego Yriarte.



 

En realidad, los espacios de guardado y su variedad de formas y volúmenes, abundan. Bajo, los tres asientos de proa también hay tambuchos y estos suelen ser los que más agua reciben en navegación. Pero aquí; además, se puede apreciar la calidad de construcción en el acabado de cada molde y el hermetismo y absorción de vibraciones mediante un burlete de goma. Este sistema no solo minimiza la cantidad de agua que pueda entrar en su interior, también aumenta la comodidad al recostarse durante la navegación, sumado a la posibilidad de elevar una parte del asiento, y convertirlo en un respaldo que mira hacia proa.

Boston Whaler 270 Dauntless

En navegación, posiblemente el asiento doble sea el sitio más privilegiado. Foto: Diego Yriarte.



La forma redondeada de la proa permite ampliar la superficie de trabajo y la seguridad de acceso por proa. En el centro, una tapa oculta la caja y el molinete de anclas, al cual debemos prestar particular atención en el mantenimiento pues, si dejara de funcionar, la maniobra de recoger el fondeo puede ser engorrosa, o al menos incómoda. El ocultar el conjunto molinete, cadena, ancla, y que ésta atraviese la roda es una solución estética muy agradable, pero no exenta de inconvenientes; insisto, nada que no se pueda prever con un buen mantenimiento.

 

EL PLAN DEL DÍA

Boston Whaler 270 Dauntless

El hard top es un opcional imprescindible. Foto: Diego Yriarte.



Con una capacidad máxima de 12 personas, el plan será cuanto menos, variado. Dentro del listado de opcionales, como todo, los hay vanos e imprescindibles. Interpreto imprescindible el hard top, y no solo por lo que nos proteja del sol, su estructura ofrece varios puntos en los que los pasajeros pueden asirse. Dentro de la lista de opcionales existe una variedad muy extensa de posibilidades de personalización.

En lo que respecta a la navegación es evidente la sólida construcción del casco y el concepto estructural del conjunto. La construcción con núcleo de espuma ofrece ligereza y rigidez estructural.

La unidad que hemos tenido oportunidad de probar en Sitges, durante el evento de promoción de Brunswick, estaba equipada con una doble motorización Mercury de 200 Cv cada uno y navegamos un total de 5 personas. El diseño del casco propicia la estabilidad aun a bajas revoluciones, con un ralentí que apenas llega a un nudo. Cuando las revoluciones del motor ascienden de 2.500 a 3.000 RPM aumenta la velocidad al comenzar a planear. Con 500 RPM más se puede establecer una velocidad de crucero bajo de alrededor de 17 nudos. Hasta 4.000 RPM y por sobre los 23 nudos nos permitiría mantener una navegación rápida y con un consumo razonable.

Al superar estos parámetros el consumo se dispara (de 35 lt/h a 3.500 RPM a 57 lt/h a 4.500RPM); si bien, durante la prueba hemos superado los 41 nudos de velocidad. La condición en la que hicimos la prueba era de mar casi plano, a primera hora de la mañana, con una brisa ligera, es muy diferente a tener el barco a son de mar, con los elementos que cada integrante de la familia eligió para pasar el día, mas las vituallas en común. Es muy posible que no logremos los registros que aportan los constructores, pero un poco de lastre ayuda al correcto asentamiento de la embarcación.

En resumen, la Boston Whaler 270 Dauntless se adapta a distintos planes de navegación familiar, con una eslora controlable por una sola persona, en navegaciones de una jornada, para quienes dan un paso más en la iniciación náutica.

 














































ESPECIFICACIONES BOSTON WHALER 270 DAUNTLESS
Eslora8,33 m
Eslora con plataforma de baño8,48 m
Manga2,74 m
Calado43 cm
Peso sin motor2.177 kg
Capacidad de combustible575 l
Capacidad de agua68 l
Motorización máxima450 Cv (336 kW)
Motorización mínima300 Cv (224 kW)
Personas12

 

 

 

 

 

 

 

 

Para más información consulte el distribuidor de Boston Whaler en España

Busca todos los barcos Boston Whaler en venta en boats.com España

Anuncio