El astillero valenciano Flash Catamarans mantiene una continua evolución desde sus inicios incrementando esloras, alternando vela y motor, asumiendo retos y creando marca. Es un astillero relativamente joven y tecnológicamente actualizado. Mantiene un equilibrio entre la producción de barcos de recreo y la de embarcaciones de pasajeros, intercambiando conocimientos y ofreciendo un alto grado de personalización. En la actualidad, acaba de ampliar sus instalaciones y promete noticias importantes.

Flash Cat 43 S catamarán a motor navegando

El Flash Cat 43 S es un catamarán de motor personalizado para largas navegaciones. Foto: Diego Yriarte.



Finalizado el Salón Náutico de Barcelona hemos tenido oportunidad de salir a navegar en un modelo botado este mismo año, el Flash Cat 43 S. Es evidentemente un nuevo desarrollo del modelo de 43 pies, pero absolutamente personalizado, que incluye un hardtop que hace más habitable el flybridge y modifica, favorablemente su estética. Otra de sus particularidades es la elección de la motorización, optimizada para una gran autonomía.

La verdad que es un concepto interesante el escoger un catamarán de estas medidas, 13.20 m de eslora por 6 de manga, para hacer largas travesías por varios motivos. El principal es la inmensa disponibilidad de espacio en contacto directo con el medio, desde la amplia plataforma hasta el flybridge de 18 m2 y en el solárium de proa, la bañera, el salón, todo es muy amplio. El segundo motivo es la estabilidad de este tipo de embarcaciones que nos ofrecerá una gran tranquilidad, aun con invitados neófitos. Por otra parte, la eslora es controlable y permite una navegación con tripulación reducida; además, tener un motor en cada casco ofrece una gran capacidad de maniobra.

La gran superficie que tenemos para disfrutar en estas embarcaciones puede volverse en contra a la hora de encontrar un amarre, aunque el Flash Cat 43 S aun mantiene una relación de eslora manga que cabe en los estándares.

 

Espacios para escoger


Flash Cat 43 S popa plataforma de baño

La plataforma de baño en dos niveles facilita las maniobras con la embarcación auxiliar. Foto: Diego Yriarte.



La plataforma de popa es un espacio que se agradecerá, es el contacto directo con el agua y la doble altura hace más sencillas las maniobras con la embarcación auxiliar y aun más próximo se está del agua en los niveles inferiores de las bandas.

A grandes rasgos, podríamos dividir los espacios según el momento del día o el clima. La bañera es el gran punto de reunión, nexo del agua con la cocina y el salón, con una mesa en la que caben cómodamente una decena de comensales, a la sombra. Para estar a pleno sol es necesario optar por uno de los pasillos laterales, obviamente amplios y seguros, para llegar al basto solárium de proa.

Flash Cat 43 S puesto de mando del flybridge

El puesto de mando del flybridge tiene la nevera al alcance de la mano. Foto: Diego Yriarte.



Para tener una mejor vista cabe la opción de subir al flybridge y tener dominio de los 360 grados. Este área puede ser utilizada tanto en navegación como con el barco fondeado. Hacia la popa un asiento curvo rodea una mesa ovalada que queda situada en la parte soleada, fuera de la protección del hardtop. El puesto de mando superior tiene un asiento tipo banco en el que cabe el piloto y dos acompañantes y a su respaldo un área de descanso del tamaño de una cama doble. En el lado de babor del puesto de mando se ha dispuesto una nevera y un fregadero que no se justifica demasiado si no existe una cocina o barbacoa eléctrica, como es el caso.

 

Interior panorámico

Flash Cat 43 S puesto de mando interior

El puesto de mando interior cuenta con excelente visibilidad. Foto: Diego Yriarte.



El interior del salón cuenta con una excelente visibilidad, apenas obstruida hacia popa en babor por un mamparo en el que se ha dispuesto un mueble de guardado y la televisión, de generosas dimensiones. Hacia proa en babor, la distribución de los asientos y la dinette presentan un ángulo de visión que permite disfrutar del paisaje pero mantiene la relación con el puesto de mando interior.

Flash Cat 43 S cocina

La cocina, vista desde la bañera queda equidistante de ambas mesas. Foto: Diego Yriarte.



La situación de la cocina también es interesante pues se encuentra equidistante de la mesa interior o la exterior. La vitrocerámica está ubicada cerca del centro de equilibrio de la embarcación, casi en el sitio en que menos afecta tanto el cabeceo, como el rolido; pero, no estaría de más instalar algún tope, o barra que evite el deslizamiento de los elementos de cocina.

Flash Cat 43 S: interior

Los interiores son luminosos con ventanas practicables hacia el solárium de proa. Foto: Flash Catamarans.



En mitad de la eslora y a cada banda se accede a las cabinas de los cascos. Las dos cabinas de popa son dobles e iguales y hacia proa por babor hay una cama doble y por estribor una cama simple, más hacia proa los baños; si bien, esta distribución puede ser modificada según los deseos o necesidades de la persona propietaria. Los acabados en general son muy sencillos pero correctos, sin excesos, lo cual; además, favorece un presupuesto ajustado pero con muchas opciones de personalización.

 

Navegando: Mejor sin ola


El día escogido para realizar la prueba de mar las condiciones de navegación no eran la ideales para navegar creo que en nada. Mar de fondo, ola cruzada y desordenada debido a un cambio de dirección, cielo cubierto y amenazante de lluvia, vamos… para quedarse en casa. En realidad, la peor condición para navegar con un catamarán cuya mayor eficiencia se desarrolla con agua plana o poca ola. Por otra parte, el armador de ésta unidad le ha dado primacía a la autonomía, en detrimento de la potencia y velocidad instalando dos motores de 220 hp. Es una opción muy válida para viajar sin prisas y si uno viaja sin prisas puede perfectamente evitar situaciones de navegación como las del día de la prueba y si toca, simplemente ir despacio, a unos seis nudos.

Flash Cat 43 S flybridge

El flybridge de esta unidad cuenta con un hardtop que protege el área. Foto: Diego Yriarte.


El astillero nos ha provisto de datos de prueba en condiciones normales con motorización Yanmar de 220 hp en la que podemos analizar la relación de velocidad y consumo. Se podría establecer un crucero bajo de 9 nudos con un consumo aproximado de 23 litros hora y un crucero rápido de 13 nudos consumiendo 38 litros a la hora. La velocidad máxima apenas supera los 18 nudos pero el consumo se dispara casi al doble. De acuerdo a la capacidad de combustible de 1.400 ltrs a una velocidad crucero de 10 nudos la autonomía se extiende hasta casi 500 millas, evidentemente dependiendo de la estiba y la incidencia del viento.


Sin lugar a dudas es muy agradable la idea de realizar tranquilos cruceros de largo alcance, es un barco para vivir abordo sin los inconvenientes que podríamos tener en un monocasco, tanto de espacio como de estabilidad.

 

Características Flash Cat 43


Eslora total: 13,20 m

Eslora casco (P.E.R): 11,98 m

Manga: 6 m

Calado máximo: 1.15 m

Motorización: Diesel Yanmar 220 hp

Capacidad gasoil: 1.400 l

Capacidad agua: 600 l.

Número de personas homologado: 12

Anuncio