Bayliner ha presentado sus últimos modelos de la serie VR5 Cuddy en los que ha logrado una máxima superficie útil, tanto por espacios de confort, como de estiba. Mediante una solución simple es posible optar por motorización intraborda o fueraborda según el plan, deportivo o familiar, o según su gusto.

Prueba Bayliner VR5 Cuddy con motor interno y fueraborda

Las dos versiones de la VR5 Cuddy comparten todo, menos motor. Foto: Diego Yriarte.



La marca Bayliner, distribuida en España y Portugal por Tourón, ha escogido el Lago Bisacrrosse, en el oeste de Francia, para presentar a la prensa internacional sus últimas novedades. Lo más interesante ha sido tener las diferentes variables de cada modelo, en este caso la VR5 Cuddy que navegamos con motor dentro fuera borda y fuera borda. No es un detalle poco importante pues esta opción ha de venir acompañada con una reflexión acerca del plan de navegación. El motor intraborda tanto por la forma de navegar como por la estética representa fielmente a un carácter deportivo. Mientras que el fueraborda amplía las posibilidades de crucero familiar.

 

Bayliner VR5 Cuddy con motor interno y fueraborda: génesis compartida


Prueba Bayliner VR5 Cuddy

El puesto de mando tiene dimensiones y posición correctas; aunque es preferible iniciar la marcha de pie, para mejorar la visibilidad. Al girar la butaca se crea un agradable espacio alrededor de la mesa plegable. Foto: Diego Yriarte.



El plano de cubierta es prácticamente el mismo para ambos modelos, solo difiere levemente la plataforma de baño que, para las unidades con motor fuera de borda se ha diseñado una pieza especial, que actúa como bracket, prolonga la eslora y mejorar su eficiencia, consumo y respuesta de timón. Esta pieza va unida a la plataforma de baño y al espejo de popa, formando una estructura integral, sólida, diseñada específicamente.

El espacio de la plataforma de baño es amplio en ambos casos y el sito preferido para subir a bordo desde el muelle o desde el agua. En momentos de tránsito fluido se puede dejar abierto un pasillo en estribor, o completar esta área para solario.

Prueba Bayliner VR5 Cuddy

Con el motor fueraborda se gana mucho volumen para la estiba en los cofres de popa. Foto: Diego Yriarte.



La bañera, el espacio social, crea un área de conversación sin interrumpir la circulación, entre el asiento en L de popa y el asiento del puesto de mando que es giratorio. En estribor, un respaldo de ángulo variable modifica la configuración según el momento: sol, charla o navegación. En tal caso, si es necesaria más superficie de solario se puede ocupar el de proa, con espacio para dos personas, al que se accede por la escalera que permite pasar a través del parabrisas deportivo. Unos pasamanos ofrecen asidero y facilitan las maniobras de fondeo.

Al costado de la escalera que; además, es puerta corredera de la cabina, se ha dispuesto de una guantera y aprovechado el espacio un pequeño fregadero.

Prueba Bayliner VR5 Cuddy

En la banda de babor se ha dispuesto un fregadero con tapa y el control de la música de abordo. El solario puede variar el ángulo del respaldo o retirarlo completamente para dejar paso hacia la plataforma de baño y la toldilla es capaz de cubrir todo el área. Foto: Diego Yriarte.



En el interior hay espacio para montar una cama doble triangular, absolutamente aprovechado, considerando que estamos en un barco de 6,23 m de eslora, pero con una gran diferencia a lo que habitualmente vemos, que radica en la iluminación natural. Los tragaluces situados en el casco dejan pasar la luz lateral y una escotilla la luz cenital y una buena ventilación. También, cabe la posibilidad de incorporar un inodoro químico. Éstas facilidades, sumadas a la capacidad de estiba, facilitan planes más largos que puedan incluir una pernoctada o una incontenible siesta.

Prueba Bayliner VR5 Cuddy interior

El interior recibe luz lateral y cenital, con una escotilla practicable. Los cojines del respaldo son los que completan la superficie de la cama. Foto: Diego Yriarte.



 

Una opción a cada plan


Es evidente que el estilo deportivo, la línea de acabado en popa con una completa plataforma de baño y el navegar potente con un asentamiento de casco distinto con un motor intraborda, es inigualable para quien espera esas cualidades. Pero, el diseño del casco ha sido muy estudiado, al igual que la efectividad del bracket en el que se asienta el motor fueraborda y el rendimiento, aceleración y sensaciones al pilotar son propias, diferentes y para gustos, colores o motores. Las líneas de casco de V profunda prolongada hasta la popa ofrecen estabilidad de rumbo y los sprays un buen plano de agarre en la viradas.

En cuanto a las diferentes motorizaciones en la actualidad los motores fuera de borda han llegado a un grado de evolución que ofrece altísimas prestaciones y fiabilidad, y han ganado una importante cuota de mercado. Por otra parte, la diferencia en éstos modelos inclina la balanza a su favor, al ganar para estiba el volumen que ocupa un motor intraborda y su transmisión.

La elección pasa por una diferencia de concepto y de uso. Si bien las líneas de casco son las mismas, de marcado ángulo de pantoque, la unidad equipada con motor dentro fueraborda tiene un aspecto exterior más deportivo y un asentamiento diferente al navegar. Si bien las comparaciones en este tipo de prueba no pueden hacerse con absoluto rigor; en este caso porque los motores eran muy diferentes, uno de 200 hp y otro de 115 hp. Pero a iguales condiciones de potencia la diferencia entre velocidades es ínfima, y el consumo juega a favor de los motores fuera de borda.

En primer lugar probamos la VR5 Cuddy con motor Mercury MerCruiser de 4,5 Litros de cilindrada y 200 hp. Con tres personas a bordo logró planear en 7 segundos, y 6 segundos más tarde alcanzaba los 30 nudos para llegar a la velocidad máxima de 40,4 nudos en 20 segundos. Si las condiciones de mar lo permiten podría desarrollar una velocidad de crucero de 22 nudos.

Bayliner VR5 Cuddy con motor Mercury MerCruiser de 4,5 Litros de cilindrada y 200 hp.

Bayliner VR5 Cuddy con motor Mercury MerCruiser de 4,5 Litros de cilindrada y 200 hp: con el motor intraborda la plataforma de baño se mantiene intacta al igual que su línea deportiva. Foto: Diego Yriarte.



En cambio, en la prueba de la versión con motor fueraborda éramos cuatro personas las que tenía que cargar el motor de 115 hp, Mercury de 4 tiempos. Posiblemente con la potencia máxima los resultados de velocidad serían equiparables. En la aceleración para llegar al planeo, fue solo 2 segundos más lento y tardó poco más de treinta segundos para alcanzar su velocidad máxima de 32 nudos. Si bien las diferencias son poco apreciables hemos de tener en cuenta principalmente la diferencia de consumo, inferior en el fueraborda lo cual propicia un plan de navegación familiar, tranquila y económica a la que se suma la posibilidad de aumentar el volumen de guardado en popa.

Bayliner VR5 Cuddy motor fueraborda

Versión con motor fueraborda Mercury 115 hp de 4 tiempos. La VR5 Cuddy OB admite una motorización máxima de 150 hp, pero a demostrado que con 115 hp es suficiente para un plan familiar. Foto: Diego Yriarte.



Esta interesante prueba dispar tiene una lógica simple: si su interés está más cercano del uso y estilo deportivo, el motor intraborda de máxima potencia admitida debería ser su elección. Pero el fueraborda de 115 hp; aunque la potencia máxima admitida sea de 150 hp, ofrece un excelente rendimiento para la navegación familiar de crucero y un considerable ahorro de combustible.

 

Características Bayliner VR5 Cuddy


Eslora total: 6,23 m

Eslora casco: 5,6 m

Manga: 2,4 m

Personas abordo: 8

Potencia máxima dentro-fueraborda: 200 CV

Potencia máxima fueraborda: 150 CV

 

Para más información visite Touron, distribuidor oficial de Bayliner para España.

Busque barcos Bayliner en venta en boats.com

 

También le puede interesar:

Bayliner VR5: A primera vista | Vídeo

Bayliner VR5 Bowrider: pequeña y grande a la vez

6 lanchas de proa abierta de primera: Leer antes de comprar!

Bayliner 642 Cuddy: lancha abierta deportiva y confortable

 

Anuncio