Xabi Fernández ha disputado su cuarta Volvo Ocean Race - en esta ocasión, y a bordo del MAPFRE, ha asumido el rol de patrón en algunas de las etapas, en sustitución de su eterno compañero en la clase 49er, Iker Martínez, con el que conquistó el oro olímpico en Atenas. En esta entrevista, Xabi nos da su opinión sobre el nuevo VO65, la campaña del MAPFRE y la de los demás equipos en la regata que empezó en Alicante en Octubre del 2014 y terminó en Gotemburgo en Junio de 2015.

Xabi Fernánez al timón del MAPFRE

Xabi Fernánez al timón del MAPFRE. Foto: María Muiña/ MAPFRE.

Anuncio


Eli Galvez: ¿Cual es tu valoración personal de esta Volvo Ocean Race?


Xabi Fernández: Ha sido una Volvo Ocean Race diferente, caracterizada principalmente por la navegación en el one-design VO65, o sea, todos los barcos son iguales, por lo que ha sido muy igualada, quizás la que más, de todas las que ha habido.


Ha sido movida e intensa por nuestra parte, sobre todo por haber empezado tan mal la primera etapa y por haber empezado el proyecto tan tarde. Se convirtió en un contrarreloj desde el principio. A partir de la segunda etapa navegamos bien pero al final nos ha quedado un sabor un poco agridulce.


EG: ¿Cómo has visto el barco, el VO65?


XF: Lo mejor es que es un monotipo y que todos son iguales. Lo hemos dicho muchas veces, el barco en sí ya no es lo que era, no es un Volvo 70 desde el punto de vista de prestaciones, tecnología y velocidad, pero al final lo importante es que todos son iguales y que la regata sea lo más sostenible posible. Está claro que como regatista siempre quieres que el barco sea lo mejor posible, lo mejor que haya en el mercado o lo último. Nos da un poco de pena porque queríamos sentir lo mismo que la otra vez pero también sabemos que si no se hubiese adoptado esta fórmula, a lo mejor no hubiese habido Volvo Ocean Race este año o se hubiese hecho sólo con cuatro barcos. A pesar de todo, creo que la decisión fue correcta.




Flota inicio etapa 2 Ciudad del Cabo Volvo Ocean Race

Navegar en el monotipo VO65 ha resultado en una regata muy igualada. Aquí vemos el MAPFRE en la salida de la etapa 2 - Ciudad del Cabo - Abu Dhabi. Foto: Ainhoa Sanchez / Volvo Ocean Race.


EG: ¿Qué ha comportado a nivel competitivo?


XF: El hecho de navegar con monotipos también ha condicionado las etapas, que han evolucionado a ser una inshore de 20 días. Cuando todo el grupo va junto, si haces algo diferente, como hicimos nosotros en la etapa 2 (Ciudad del Cabo – Abu Dhabi) o el Team Brunel en la etapa 4 (Sanya – Auckland), y sale mal, puedes llegar último o perder una cantidad de millas muy grande. Esto ha hecho que muchas veces los navegantes se hayan mordido los labios para no hacer lo que realmente querían. En algún momento todos hemos reconocido que no hemos tomado el camino que queríamos por no tomar la iniciativa y no correr riesgos. Muchas veces se ha seguido a Abu Dhabi, a Team Brunel o a Dongfeng, barcos con muy buena velocidad y muy buena preparación, que querían riesgo cero y al final eran un poco los que marcaban el camino. También había equipos como nosotros, Team Alvimedica o Team SCA que teníamos que asumir más riesgos y te ibas sólo para un lado aunque tuvieses mucho que perder y poco que ganar.


Se ha vendido mucho que hemos llegado todos en 10 minutos o en pocas millas. Al ser barcos iguales era muy difícil pasar al de delante si no es que éste hiciese un error.  A la vez tampoco había opciones tácticas. Es por eso que en algunos aspectos esta regata ha sido más aburrida para nosotros, por el hecho de que teníamos poco juego y a la vez no le echábamos narices para hacer lo que realmente pensábamos. A parte de ir juntos y correr lo mismo, también teníamos el ISS, con el que podías ver a los barcos hasta 12 – 15 millas. Esto también ha limitado un poco a los navegantes.


EG: ¿Cómo te has visto en el rol de patrón?


XF: Es un rol al que no estoy acostumbrado. Desde antes de la salida ya sabíamos que Iker tenía que cumplir también con su campaña olímpica en Nacra 17. Creo que ha ido bastante bien y me he sentido relativamente bien, sobre todo porque el equipo lo sabía desde el principio y me ha apoyado en todo momento. Si el equipo te ayuda y te respeta es todo mucho más fácil.




Xabi Fernández a bordo del Team Telefónica en 2011

Xabi Fernández a bordo del Team Telefónica en 2011 en el que ocupó el puesto de trimmer. Foto: María Muiña/ Team Telefónica.


No sé si me ha gustado. Me gustaría repetir con el equipo al completo y sin tener que preocuparme si tengo que asumir un rol u otro. Ya veremos donde acabamos cada uno. Está claro que ya lo he hecho y me daría menos miedo, pero repetir en ese rol no es mi objetivo.


EG: Si tuvieses que escoger el mejor momento de esta Volvo, ¿cuál sería?


XF: Sin duda la etapa que llegamos a Auckland y ganamos. A parte de llevarnos la victoria, hasta ese momento todo fue una contrarreloj desde que llegamos a montar el barco en Green Marine. Ese momento era la mitad de la vuelta y fue una inyección de moral. Creer que podíamos hacerlo bien a mitad de vuelta y con mucho por delante, fue muy bueno para el equipo y para mí personalmente. Creo que eso nos empujó a navegar mucho mejor.




MAPFRE Volvo Ocean Race gana en Auckland

Xabi Fernández y el equipo del MAPFRE en Auckland tras ganar la Etapa 4. María Muiña/ MAPFRE.


EG: ¿Y el peor?


El peor momento fue sin duda el final de la primera etapa, cuando en la entrada en Ciudad del Cabo nos pasó le Team SCA y llegamos últimos. Amarrando el barco nos dimos cuenta que ese séptimo puesto lo íbamos a pagar muy caro.


EG: ¿Cómo valorarías a tus contrincantes?


XF: Al Abu Dhabi poco malo le he visto. Cuando terminaron la anterior vuelta en Galway ya dijeron que iban a hacer otra Volvo Ocean Race y se pusieron manos a la obra. Esto es lo que nos ha faltado a nosotros, ya que en el 2008 ya sabíamos que haríamos la siguiente. Han hecho una preparación impecable a nivel de tripulación y de gente con ciertos cambios. Han tenido un equipo muy sólido y creo que empezaron muy bien. Durante la regata los barcos se han ido igualando pero ellos tenían suficiente ventaja como para ganar cómodamente.


El Team Brunel ha tenido momentos buenos y otros muy malos. A mitad de vuelta lo pasó muy mal con dos quintos y un cuarto puesto. Ha sido un intermedio. Quizás y en cierto modo, esperaba un poco más del equipo y en muchos momentos lo he visto a nuestro nivel o incluso nosotros mejores que ellos. Una vez más, creo que la preparación se ha notado más que nunca ya que al ser los barcos iguales fue importante no fallar en las dos primeras etapas y afianzarte.


Dongfeng Race Team me sorprendió para bien al principio y para bastante mal al final. Creo que tenían el barco más rápido, por poco, pero eso ayuda mucho. Iban primeros hasta la etapa 4 y además navegando muy bien. Después rompieron el palo y ganaron la siguiente etapa. Quizás ya no hubieran ganado la Volvo, pero considero que las siguientes etapas navegaron bastante mal. Les he visto un poco como nuestro antiguo Telefónica, se les ha hecho muy larga la vuelta. Si fallas las últimas tres etapas de la Volvo Ocean Race, son un tercio de la vuelta al mundo y se paga caro. Al final nosotros hemos terminado sólo un punto por detrás con tres de penalización. Creo que no han navegado mejor que nosotros. No ha sido una sorpresa positiva.


Los chicos del Team Alvimedica han sido una tripulación muy joven con un patrón muy joven como es Charlie Enright. Tenía sus momentos mejores y peores y nunca han brillado, quitando la última etapa. Han estado ahí y lo hicieron muy bien en la primera etapa con un quinto. Les he visto bien.


El Team SCA, las mujeres, las he visto bien. Si nosotros hemos pagado nuestra inexperiencia como equipo, imagínate ellas que no había ninguna que hubiese disputado ninguna de las tres últimas Volvo Ocean Race. Una de ellas, Carolijn Brouwer, había disputado la del 2001, pero con un barco totalmente diferente, con una navegación distinta, sin quilla pivotante, velas totalmente distintas… La falta de experiencia era brutal. Creo que han estado ahí dando guerra en muchos inicios de etapas y luego iban desinflándose, supongo que por muchas razones. Me alegré mucho cuando ganaron la octava etapa y pudieron tener su momento.


Del Team Vestas, poco puedo decir.


EG: ¿Que hechas de menos de tu primera Volvo Ocean Race respecto a ésta, que era la cuarta?


XF: Por un lado los barcos. Como regata, y es una cosa en la que tengo que estar de acuerdo porque todos vivimos de esto, tiende a cuidar de los patrocinadores y del evento. Echo de menos las etapas del sur, salir de Sudáfrica y no subir a Abu Dhabi y a China. Al final se convierte en una regata de poco viento y de ceñida. Recuerdo cuando estuvimos en el proceso de diseño del Telefónica, que hicimos un barco para dar la vuelta al mundo para navegar con poco viento. Al final tenemos dos etapas con viento y el resto sin. Además, hay tantas etapas y tan poco viento que las paradas se convierten en sólo una semana o 10 días, que no es suficiente ni para preparar bien el barco ni para descansar.




Movistar Xabi Fernandez  Volvo Ocean Race 2005 2006

Xabi Fernández, a bordo del VO 70, a 500 millas de Río de Janeiro en la Volvo Ocean Race 2005-2006. Foto: Pepe Ribes.


EG: A nivel personal, ¿qué ha cambiado de hacer tu primera vuelta al mundo a la cuarta?


XF: En la primera Iker y yo veníamos de Atenas de ganar el oro olímpico, habían sido años muy buenos deportivamente, y hacer una Volvo Ocean Race era una cosa impensable. Era todo aprender e ilusión. Era para nosotros como lo es ahora para Willy Altadill y Carlos Hernández, que es todo nuevo para ellos. El recuerdo que tengo es que para mí sólo estar ya era importante, y ahora miramos el resultado. Ahora tengo chavales, la vuelta es más dura y las paradas tampoco te dan para volver a casa y eso la hace todavía más dura.


EG: Este año hemos tenido un español ganador de la Volvo Ocean Race, Roberto “Chuny” Bermudez. ¿Qué le hace falta a España para tener un equipo ganador?


XF: Creo que no le queda mucho, lo que pasa es que sólo gana uno y no es nada fácil. En la edición anterior, con Telefónica, teníamos un equipo para ganar y fuimos líderes 8 meses, al final se nos fue de las manos y no pudo ser, pero estuvimos ahí. Esta vez no nos preparamos lo suficiente y no ha habido tantas opciones. Aunque el resultado es el mismo, la otra vuelta fue mucho mejor. Es importante ganar pero también lo es tener opciones de ganar. No es lo mismo hacer un tercero sin tener ninguna opción de ganar como hicimos con el Telefónica Azul, que hacer un cuarto con el último Telefónica con el que estuvimos mano a mano con el Groupama. No creo que le falte mucho al equipo español para ganar, le falta hacer las cosas con tiempo y mejor.




Xabi Fernández en la mesa de cartas Volvo Ocean Race 2014 - 2015

Xabi Fernández en la mesa de cartas del MAPFRE. María Muiña/ MAPFRE.


EG: ¿Qué proyectos tienes para el futuro?


De momento no tengo gran cosa. Ahora quiero descansar, no sólo de esta Volvo Ocean Race, sino también de los últimos 10 años en los que he hecho Copa America y preparaciones olímpicas sin descanso. Para la siguiente vuelta al mundo, siempre se dice que no la quieres hacer porque estás cansado, pero también podría ser la primera que hiciese descansando entre Volvo y Volvo. Tengo algunas regatas este verano, navegaré un poco en TP52 y ya veremos qué sale más adelante.


También le puede interesar:


Entrevista con Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons, proa del MAPFRE


Entrevista con Pablo Díaz-Munio: médico de la Volvo Ocean Race


La trastienda de la Volvo Ocean Race

Anuncio