Esta lancha a motor está enfocada a los cruceros cortos y la práctica de deportes acuáticos, es un barco ágil que nos permitirá llegar velozmente a nuestra cala preferida. También, podríamos decir que su configuración invita a la conversación relajada alternada por algún refrescante chapuzón y hasta nos da la posibilidad de prolongar las horas a bordo con una ocasional pernoctada.

Bayliner 642 Cuddy

Sin excederse en volumen, la Bayliner 642 Cuddy puede ostentar una cabina de proa para dos personas.

Anuncio



El astillero norteamericano del grupo Brunswick ofrece con la línea Cuddy las prestaciones de un barco de proa abierta que, sin excederse en volumen, puede ostentar una cabina de proa para dos personas. La motorización estándar recomienda un motor de la casa de entre 135 hp y 220 hp. La unidad que hemos probado estaba equipada con el nuevo motor Mercury 4.5 L de 200 hp.

 

Distribución práctica

La Bayliner 642 Cuddy dispone de una configuración de cubierta modulable según la cantidad de ocupantes, hasta un máximo de 7 personas.

La plataforma de popa, recubierta de teca como opcional, ocupa de banda a banda y en conjunto con el solario genera un área de máxima relación con el agua. La parte de estribor del solario se puede elevar para tener una posición de conversación más cómoda.

Bayliner 642 Cuddy

Disposición del asiento en L y el solario de popa. Foto: Diego Yriarte.



El área de bañera permite modificar la posición de la butaca del piloto para crear un espacio común con el asiento en L, que ocupa la popa y el lado de babor, y rodear una mesa dinette.  El asiento del acompañante es reversible permitiendo estar sentado o de pie, mirando hacia proa.

En un barco a motor de esta eslora las toldillas suelen ser tan necesarias como engorrosas a la hora de plegar; pero, en este caso se ha dispuesto de un sistema moldeado que la oculta prácticamente en su totalidad.

Bayliner 642 Cuddy

Fregadero y posavasos situado en babor. Foto: Diego Yriarte.



Los espacios libres han sido aprovechados al máximo disponiendo áreas de guardado de diversos volúmenes en los que se puede estibar esquís o tablas de wake y una amplia guantera lateral del lado de estribor para tener elementos de uso habitual al alcance. En frente al asiento del acompañante una pieza moldeada incluye dos posavasos y un práctico fregadero con tapa.

El conjunto de la bañera está eficientemente protegido por un parabrisas practicable, curvo en los laterales y parte central, que permite acceder a la proa por una escalera moldeada que a su vez, actúa como puerta corredera para ingresar a la cabina. La proa es una completa superficie de solárium, solo interrumpida por dos claraboyas fijas que iluminan el interior y protegida por un pasamanos abierto a la altura del pozo de la cadena de fondeo.

interior Bayliner 642 Cuddy

Poco espacio pero mucha luz.



El interior de la cabina es reducido, pero cuenta con dos ventajas: la luminosidad de las claraboyas y escotillas laterales y el disponer de un inodoro químico. En su conjunto, el área acolchada completa una cama para dos personas. También, como opcional, cabe la posibilidad de instalar un pequeño lavamanos.

 

Prestaciones deportivas


Tal como su aspecto exterior lo indica, la Bayliner 642 Cuddy es una lancha deportiva, ágil, que seguramente ofrecerá sus máximas prestaciones en navegación. La experiencia del astillero se manifiesta en un casco de rápido planeo y un marcado pantoque que desplaza lateralmente el agua surcada evitando en buena medida los rociones, acción que se complementa con un parabrisas de altura correcta que protege el interior de la bañera ofreciendo buena visibilidad.

Bayliner 642 Cuddy

El parabrisas protege adecuadamente. Foto: Diego Yriarte.



El casco presenta una marcada V en proa que se aplana con buen asiento en la popa, mejorado en esta eslora por la motorización intraborda con transmisión por cola.

La unidad que probamos estaba equipada con el nuevo motor de Mercury, el 4.5L de 200 hp de 6 cilindros en V que cuenta con la particularidad de haber sido diseñado específicamente como motor marino. Dentro de las mejoras se ha logrado una reducción de peso y un aumento de la relación de peso potencia. Una condición importante considerando la navegación de crucero, aunque sean de corta durada, es la baja emisión de sonido que, combinada con la insonorización propia del montaje logran una sonoridad agradable más propia del deslizamiento del casco que de la motorización. También se ha mejorado la aceleración, si bien en esta eslora, la relación de peso potencia es muy elevada y entra en condición de planeos en escasos 6 segundos. Según las condiciones de mar, la velocidad de crucero se puede establecer entre 20 y 24 nudos pudiendo llegar a una velocidad máxima que supere los 35 nudos.

La posición del puesto de mando es clave gracias a la butaca con reglajes que permiten adaptarla a nuestra medida teniendo en todo momento buena visibilidad de los diferentes elementos del panel de control, en cuyo centro cabe la posibilidad de instalar instrumental adicional, como un GPS. El diseño de la butaca contempla elevar su parte delantera para actuar como apoyo lumbar y poder pilotar de pie disfrutando al máximo la sensación de velocidad.

Especificaciones Bayliner 642 Cuddy


Eslora total: 7,42 m
Manga: 2,57 m
Calado: 0,84 m
Peso en seco: 1.400 kg
Capacidad de combustible: 242 l
Personas a bordo: 7
Categoría de diseño: CE
Motor recomendado: Mercury MerCruiser 4.3 MPI - Alpha 1

 

Busque barcos Bayliner en venta en boats.com

Para más información visite Touron, distribuidor oficial de Bayliner para España

 

También le puede interesar:

Bayliner Element y Element 180 XL: osados y sencillos

5 barcos a motor para la nueva temporada

6 lanchas de proa abierta de primera: Leer antes de comprar!

 

Anuncio