El nuevo motor Yamaha F100 está equipado con la electrónica de la casa y cuenta con varias funciones para la pesca. Lo hemos probado sobre una neumática semirrígida familiar Vanguard DR 560 Family.

Yamaha F100 combinado con Vanguard DR 560 Family

El motor Yamaha F100 ofrece una potencia manejable en la Vanguard DR560. Foto: Diego Yriarte.

Anuncio



El río Guadalquivir, en Sevilla, fue el sitio escogido por Yamaha para presentar sus nuevos motores equipados en diferentes embarcaciones. El modelo F100 fue presentado este año con las últimas mejoras logradas por la marca. La más importante está relacionada con el peso, un concepto esencial para embarcaciones de eslora reducida.

Cuando se inició la carrera por bajar las emisiones los motores de cuatro tiempos contaban con la desventaja del peso, en la actualidad no solamente han reducido el peso, también se han reducido considerablemente las emisiones. El sistema EFI de Yamaha es la clave de la eficiencia y el encargado de controlar la calidad de la mezcla de combustible que se inyecta en la cámara de combustión adecuada a la exigencia. Este motor de cuatro tiempos tiene una cilindrada de 1.832 cm³ distribuidos en cuatro cilindros y doble árbol de levas con 16 válvulas entregando una potencia al eje de 73,5kW a 5.500 rpm.

Yamaha F100 combinado con Vanguard DR 560 Family

El diseño de la consola es acorde a las dimensiones de la embarcación y el pasamanos es muy efectivo. Foto: Diego Yriarte.



El sistema permite la transmisión de datos al sistema de  indicadores Digital Network, para tener toda la información necesaria sobre el funcionamiento del motor, el consumo o controlar la velocidad variable, con un ralentí muy bajo e incremento en pasos de 50 rpm, ideal para la pesca. Yamaha también ofrece la opción del Sistema Yamaha Customer Outboard Protection (Y-COP)  un control remoto que permite desactivar la posibilidad de puesta en marcha, un sistema interesante para las embarcaciones auxiliares.

 

Vanguard DR 560 Family: un casco con trayectoria


El astillero Vanguard ha desarrollado sólidas embarcaciones de trabajo a las que se les exige eficiencia y seguridad y son utilizadas para salvamento, rescate u otras tareas portuarias de organismos oficiales y privados. Sobre estos conceptos la DR 560 Family ha sido vestida con tonos y accesorios más propios del crucero familiar además de teca sintética y solario.

Yamaha F100 combinado con Vanguard DR 560 Family

En popa hay suficiente espacio para trabajar en el motor o utilizar la escalera de baño. Foto: Diego Yriarte.



En popa hay espacio para trabajar en el motor o para hacer uso de la escalera de baño o el acceso a la sentina y la bomba de achique eléctrica. Presenta un asiento doble para la persona que esté al mando y su acompañante, que en su parte inferior ofrece un amplio y seco volumen de guardado, debido a que el depósito de combustible está integrado en el casco. La consola S-560 protege de rociones el instrumental y el pasamanos de inox es útil para sujetarse en navegación o para transitar por cubierta.

Yamaha F100 combinado con Vanguard DR 560 Family

La opción del solario inflable puede convertirse en un buen accesorio para jugar en el agua. Foto: Diego Yriarte.



En proa hay un tambucho de puerta vertical y la clásica opción de solario acolchado o, mucho más interesante, el solario inflable que; además, puede ser utilizado como accesorio de juego en el agua. La DR 560 Family es transportable y puede ser botada en rampa, por lo que permite diversos planes diurnos de paseo, incorporando un toldo bimini especialmente útil para la pesca.

Yamaha F100 combinado con Vanguard DR 560 Family

Al quitar el solario queda despejada la superficie de proa. Foto: Diego Yriarte.



 

Aceleración en silencio


El casco integra el depósito de combustible de 100 litros de capacidad, con lo que baja el centro de gravedad y mejora el asentamiento. También, hemos de tener en cuenta que se gana espacio sobre cubierta. Los flotadores, de 55 centímetros de diámetro están distribuidos en cinco compartimentos y; si bien el conjunto casco-flotador soporta un peso máximo de motor de 228kg, el Yamaha F100 solo pesa 162 kg.

 

Yamaha F100 combinado con Vanguard DR 560 Family

El asiento tiene respaldo abatible y un cofre de gran volumen. Foto: Diego Yriarte.



En las pruebas de navegación, con tres personas abordo, hemos podido llegar al máximo de 6.100 rpm, navegando con seguridad, con buenos puntos de asidero para quien pilotaba como para los acompañantes. Claro está, en condiciones de agua plana. Estamos hablando de una embarcación relativamente pequeña, de 5,60 metros de eslora total por 2,40 de manga, pero capaz de llegar a los 36 nudos de máxima.

El F100 está al límite de la potencia máxima autorizada y ofrece unos registros magníficos. No digo que la sensación sea la de conducir un karting, porque es evidentemente más grande, segura y de suave aceleración, otra de las nuevas características, pero el mando es muy sensible, particularmente al trimar la altura del motor, aunque se ha mostrado estable al cruzar la ola de otra embarcación.

En navegación con un rumbo recto los flotadores prácticamente no tocan el agua, mientras que la proa desplaza el spray hacia abajo.

La navegación en general fue seca; me gustaría tener oportunidad de probarla en el mar con un poco de ola. Por otra parte, la dirección mediante cable es un poco ajustada para esta potencia, sin lugar a dudas una dirección hidráulica sería una excelente opción.

Hemos observado un bajo ralentí, apenas de 1,8 nudos y podríamos llegar aproximadamente hasta los 8 nudos sin que el casco despegue del agua. Un poco más de potencia y llegamos a una velocidad de crucero cómoda, de 15 nudos y por debajo de la mitad de la potencia máxima; aún nos queda recorrido. En condiciones ideales como las que hemos tenido, la velocidad de crucero ronda los 20 nudos, pero aún queda gas, evidentemente aumentando el consumo es posible navegar a 25 nudos y tener un resto. La velocidad máxima que ha desarrollado durante la prueba fue de 36,5 nudos que podría superarse si en lugar de tres personas fuera una, pero no cabe esa necesidad; no es el plan.

La combinación de Yamaha y Vanguard esta vez nos propone un plan más relajado, sin las prisas de un barco de salvamento, aunque es bueno saber que se cuenta con esas capacidades. Es posible que con un plan de paseo en familia, pesca y siesta bajo el bimini pueda aprovechar mejor la última de las novedades de Yamaha, un motor más silencioso.

 

Características Vanguard DR 560 Family


Eslora total: 5,60 m
Eslora interior: 4,25 m
Manga total: 2,40 m
Manga interior: 1,30 m
Motor: Yamaha F100B
Diámetro tubulares: 55 cm    
Categoría: C
Plazas homologadas: 12

Para más visite Vanguard y Yamaha

Busque semirrígidas Vanguard en venta en boats.com España


También le puede interesar:

Prueba Lomac In 660: semirrígida versátil

Prueba Whaly 500 con motor Yamaha F50, sorpredente e insumergible

5 semirrígidas entre 5 y 6 metros de eslora

Sacs Strider 10: una semirrígida con mucho diseño

Anuncio